“Las firmas agrarias conviven con los dirigentes de UATRE en detrimento de los trabajadores”, afirmó Camejo

El secretario general del Sindicato de la Fruta de Entre Ríos, Alcides Camejo, catalogó de “irrisorio” que los dirigentes de las entidades agropecuarias de Entre Ríos hayan salido a defender al titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Momo Venegas. Para Camejo, la solidaridad de la patronal deja en evidencia que “las empresas agropecuarias conviven con los dirigentes de UATRE en detrimento de los trabajadores”. “Con UATRE, los trabajadores estamos durmiendo con el enemigo”, aseguró el dirigente gremial.

Más allá de las cuestiones políticas, la causa de la denominada Mafia de los medicamentos”es muy grave: obras sociales complotadas con droguerías para prolongar la agonía de los afiliados enfermos a cambio de dinero. En medio de operativos que desnudan el sometimiento a la esclavitud de trabajados rurales, el titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) Gerónimo Momo Venegas, fue detenido por las estafas con medicamentos, indagado y liberado tras pagar medio millón de pesos.

En este escenario, las patronales del campo que integran la Mesa de Enlace salieron en defensa de quien en teoría y en los hechos debe representar los intereses de los empleados de quienes hoy se solidarizan y se conmueven con su arresto.

El dirigente de la fruta acusó al gremio, que en la provincia es dirigido por Roberto Planes, de jugar en favor de los empresarios en las inspecciones. En ese sentido Camejo puntualizó: “Cuando hacemos las inspecciones laborales, la gente de ese gremio nunca se baja de las camionetas”, porque “de antemano están vendiendo los derechos de los trabajadores”.

Camejo afirmó que la participación de los dirigentes rurales en la ruta 14 no lo sorprende. “Aunque me molesta que salgan tan abiertamente a defender a un dirigente gremial”.

Según publicó diario Río Uruguay, el sindicalista insistió en indicar que “esa buena relación desde el Sindicato de la Fruta hace varios años que la vemos”.

Camejo, quien ha denunciado abiertamente el trabajo irregular en la costa del Uruguay, precisó que “en plano estrictamente local, hay firmas como la arandanera Blueberries y otras, que prácticamente conviven con la UATRE. Total levantan la poca recaudación que a ellos les conviene, porque como no dan prestaciones (a sus afiliados) siempre les sirve”.

En ese sentido aseveró que cuando coinciden ambos gremios en la realización de inspecciones laborales, la UATRE defiende a los empresarios. “Eso es porque seguramente tienen muchos arreglos por afuera y muchos arreglos en común”, denunció Camejo.

Por último recordó que por esas diferencias hubo un resonante portazo por parte del Sindicato de la Fruta en una reunión que se desarrolló en 2010 en la Municipalidad de Concordia, donde se pretendía establecer pautas de control para frenar la explotación laboral para los cosechadores del arándano.

“En esa oportunidad me retiré con los abogados del sindicato, porque al estar la UATRE es lo mismo que llamarlos a los dueños de Blueberry”, concluyó Camejo, que sentenció: “Al compartir espacios de lucha sindical con la UATRE los trabajadores estamos durmiendo con el enemigo”.

El titular de la UATRE está señalado en la investigación por el tráfico de medicamentos adulterados que encabeza el magistrado el juez Federal Norberto Oyarbide y que tiene detenido, entre otros, a Juan José Zanola, titular de La Bancaria.

El gremio habría comprado medicamentos truchos a la Droguería San Javier. Esos remedios adquiridos por la obra social del gremio y que en su mayoría eran adulterados o estaban vencidos, eran luego vendidos a los afiliados, que en la mayoría de los casos tenían enfermedades graves.

(La Nota digital)

Anuncios