Castrillón: “Las colonias Nº 3 y 14 y la zona de Yacaré son terreno de nadie”

“Las colonias Nº 3 y 14 y la zona de Yacaré son terreno de nadie, encima el jefe de la dirección de delitos rurales de nuestra ciudad parece no preocuparle la situación que se vive en la zona”, dijo Emilio Castrillón. “El jefe de la departamental La Paz es totalmente distinto, es una persona nueva en nuestra ciudad y que se preocupa”, agregó.

“Hace muy poco tiempo me carnearon a 50 metros de la comisaría”, dijo el propietario ganadero y padre del vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

“El pasado viernes, le pegaron un tiro en la cabeza a una vaca mía que esta en un campo que estoy arrendando. Justo en ese momento estaba el dueño que andaba de vacaciones y cuando escucho ruidos salió con los perros, o casualidad el rastro de los perros te llevaba al lado de la comisaría. Entonces que tenemos que pensar ¿Qué son cómplices?.
No digo que toda la policía es corrupta, pero si que hay personas dentro de esta institución que lo son”.

“En Tacuaras, para tomarte una denuncia siempre tienen problema, a veces no les anda la máquina, o no tienen tinta, papel, móvil no tienen”.

“Hace poco pedí que saquen al jefe Villalva porque es una vergüenza, este muchacho de Puerto Márquez esta juntado con una chica de apellido Villalva y vive casa por medio a la comisaría y desde que llegó el empezaron los problemas, Pero todos hacen oído sordo”.

“A las comisarías del campo ya no me detengo más a hacer una denuncia porque como dije anteriormente siempre tienen problemas, las hago en la comisaría primera que me atienden muy bien”.

“Hay gente en Yacaré que carnea a las 11 de la noche y cruza como nada porque no está Gendarmeria, ni Caminera ni Abigeato. Nadie”.

“Tenemos un ladrón de primera línea, lo conoce todo el mundo, pero nunca tuvo un proceso ni nada, entonces si seguimos así como vamos a terminar?”.

“La gente dice ‘Castrillon tiene plata’, pero hace 55 años que trabajo todo el día y todos los días, estudie libre, a las 3 de la tarde salgo a recorrer todos los campos, a los empleados les pago el primero de cada mes y no los tengo en negro como los tiene el estado”.

Para finalizar, el ganadero Emilio Castrillón agregó: “En algunos remates se están vendiendo los animales robados y esto lo saben todos pero nadie hace nada, no puede haber tanta hipocresía en esta ciudad”.

Fuente: El Ojo Mirador

(La Nota digital)