Hay conciliación obligatoria y la UTA levantó el paro de colectivos

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor, Roberto Fernández, confirmó el levantamiento de la medida de fuerza de los choferes de corta, media y larga distancia y reivindicó los esfuerzos del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y del ministro de Planificación, Julio de Vido, para abrir “una instancia de diálogo” con el sector empresario, que permita “llegar a una solución a nuestros reclamos”.

El jefe de Gabinete había señalado que se trataba de una “negociación paralela: transporte urbano, por un lado, y larga distancia, por otro, que transporta más de 50 millones de usuarios, a través de 4600 unidades y más de 20 mil trabajadores y conecta a más de 800 localidades y con una complejidad desde el punto de vista de la competencia con otros medios de transporte”.

El jefe de Gabinete recordó que en enero pasado “existieron medidas de fuerza anunciadas que oportunamente pudieron resolverse a través de un sistema de anticipo, un acuerdo desde el punto de vista salarial” y ahora “vamos a buscar lograr los (mismos) mecanismos de acuerdo”.

Durante su habitual encuentro con los periodistas acreditados en la Casa Rosada, destacó la “importante” participación del Estado “en virtud de la transferencia de recursos para garantizar el funcionamiento de los servicios” y dijo que en ese contexto el gobierno va a intentar “lograr un acuerdo entre las partes en el marco de las negociaciones paritarias”.

Capitanich hizo hincapié en que “existen más de 10 mil unidades de servicio urbano de pasajeros” y que gracias a los subsidios que aporta el Estado se “garantiza la calidad al usuario y un precio del boleto inferior a lo que se denominaría precio del mercado”.

Fuente: Página 12

(La Nota digital)