Fueron detenidos 6 represores

Un juez Federal de Santa Fe ordenó la detención de seis ex militares y policías involucrados en la denominada “Masacre de Las Heras e Ituzaingó”, en la que fueron asesinados en plena calle y a la luz del día, cuatro militantes montoneros el 19 de enero de 1977.

pañuelo nunca mas

El hecho ocurrió en el barrio Candioti, en la capital santafesina, y una de las víctimas es la concordiense Ileana Ester Gómez, de 27 años, y su pareja. Los detenidos son los exmilitares Jorge Alberto Balla y Luis Alfredo Gómez, integrantes del Comando de Artillería 121; y los ex agentes del Comando Radioeléctrico José Rufino Martellini, Ricardo Amancio Brunel, Mario Daniel Aquino y Rolando Martínez. Ellos, y otros tres represores que ya se encontraban detenidos por otra causa –Rodolfo Antonio Reible, Abel Antonio Romero, Carlos Héctor Albornoz–, están acusados de integrar la patota que realizó el operativo en las inmediaciones del edificio ubicado en la intersección de Ituzaingó y Las Heras, de la ciudad de Santa Fe, donde fueron asesinados a balazos Osvaldo Pascual Ziccardi, Ileana Ester Gómez, su pareja Jorge Luis Piotti y Carlos Mario Frigerio.
La masacre del 19 de enero de 1977 es un hecho recordado en Santa Fe, por el lugar en el que se llevó adelante el operativo –en un barrio tradicional de la ciudad– y porque hasta hace unos años todavía podían verse los impactos de bala en la vivienda en la que fueron asesinados cuatro militantes políticos.

En los días posteriores al hecho, los diarios publicaron un comunicado del Segundo Cuerpo de Ejército sobre el operativo. “Siendo las 15.30 horas de ayer tuvo lugar un enfrentamiento en el que resultaron abatidos los siguientes delincuentes subversivos”, decía el comunicado, emitido el 20 de enero. Allí se hablaba de un “combate” y “enfrentamiento” que se extendió hasta las 18.30, pero la cantidad de impactos que sufrieron las víctimas deja al descubierto que en realidad se trató de cuatro fusilamientos.

La ferocidad del ataque contra la casa quedó reflejada en el recuento de las balas utilizadas por la Policía: “129 proyectiles de FAL, 115 proyectiles de Itaka, 345 proyectiles de 9 milímetro, no sufriendo bajas el personal”, decía el mismo parte.

Los registros confeccionados por los médicos forenses de la Policía revelan que los cuatro cuerpos ingresaron a las 20.20 horas de ese día.

Allí se consigna que Ileana Gómez presentaba “fracturas expuestas varias de miembros inferiores y herida de bala en tórax”; Carlos Frigerio tenía “heridas de balas varias en tórax y abdomen”; y Osvaldo Ziccardi sufrió “fracturas expuestas múltiples en mano izquierda, brazo izquierdo y muslo izquierdo”.

Tras la muerte de sus compañeros, Jorge Piotti intentó abandonar el edificio haciéndose pasar por uno de los militares vestidos de civil que habían copado la zona. Pero fue identificado a los pocos metros y ejecutado. Recibió “múltiples heridas de bala en tórax y abdomen”, decía el parte médico.

Responsabilidades

Los ex militares imputados se desempeñaban dentro del Comando de Artillería 121, donde funcionaba la llamada “Sección de Empleo Inmediato” (SEI) que, según los testimonios de los conscriptos que realizaron el servicio militar en el Distrito Militar de Santa Fe entre 1976 y 1977, “era la encargada de intervenir en los llamados ‘procedimientos antisubversivos’ ocurridos en la ciudad de Santa Fe durante el tiempo en que ocurrieron los hechos”, señaló el fiscal Walter Rodríguez en su acusación contra los represores.

Un soldado señaló que de esa oficina “salían del comando a partir de un toque de alerta, un ‘pito de silbato’, ahí salía la camioneta con conscriptos del comando”. En tanto, otro conscripto agregó que la SEI “era gente del comando que en determinado momento tocaban el pito, cargaban las camionetas y salían a realizar procedimientos. Si bien era a cualquier hora, no eran grupos de tareas. Esos no eran clandestinos, porque ahí participaban soldados conscriptos”. Respecto de la denominada “Masacre de Las Heras e Ituzaingó”, recordó que “allí mataron al Pelado Mario (Jorge Piotti), que en ese momento estaba en la cúpula de Montoneros” y que “participó la SEI del comando”.

El Comando Radioeléctrico, en tanto, “tomó conocimiento telefónicamente de que se estaba produciendo el procedimiento”, “se dirigieron al lugar” y “luego de unas horas regresaron al Comando, el jefe y subjefe del mismo, el sospechado José Martellini junto con Reible, Brunel, Albornoz, Aquino y Martínez, informando que prestaron colaboración con personal militar en el procedimiento”, publicó El Diario.

(La Nota digital)