Mediadoras comunitarias: se abre el registro 2020

Se abre la inscripción para el Registro 2020 de mediador@s comunitari@s en Paraná.

 

Cada año, el Registro reúne a más de cien integrantes y se renueva en noviembre, en conmemoración de ese mes de 2003, cuando comenzó funcionar el Centro de Mediación y su primera nómina de mediadores voluntarios.

 

La convocatoria está dirigida a ciudadanos que posean título de mediador homologado por el Ministerio de Justicia de la Nación, con 100 horas de capacitación, y el nivel secundario completo. A esa documentación, se deberá añadir el currículum vitae, copias del certificado de mediador y de los niveles educativos realizados (secundario, terciario y universitario, según corresponda) y de cursos relacionados con la mediación, si los hubiera.

Los integrantes del Registro actual deben, por su parte, cumplir con ciertos requisitos (referidos a capacitación), para poder mantener su incorporación en la nómina.

Por más información, los interesados podrán dirigirse personalmente a la oficina del Centro de Mediación, en calle Monte Caseros 161, de lunes a viernes de 8 a 13, o llamar a los teléfonos 421-1029 y 4211051. También, podrán comunicarse vía e-mail a mediacionparana@hotmail.com. La ficha de inscripción debe completarse personalmente.

La mediación es una herramienta fundamental al momento de abordar conflictos comunitarios y facilitar vías de solución mediante métodos pacíficos y colaborativos. Esa concepción está plasmada en la ordenanza 8.391, que estableció la creación y funcionamiento de la Defensoría del Pueblo de Paraná y en su ámbito, la de un Centro de Mediación como área esencial. Esta inclusión en la normativa base de la institución ubica a la Defensoría local como la única en el país que tiene institucionalizada la existencia y funcionamiento de un área de mediación.

Así las cosas, desde 2003, la Defensoría de Paraná brinda a los vecinos de la ciudad el servicio de mediación en forma gratuita. Se trata de una instancia extra-judicial, voluntaria y confidencial, posible gracias al valioso aporte de mediadores comunitarios.

“Ofrecen su tiempo y su experiencia a los ciudadanos de Paraná con enorme compromiso y responsabilidad, con el fin de proponer espacios de conversación y encuentro a los vecinos que transitan conflictos que afectan la convivencia. Su tarea es sumamente valiosa”, dijo Irina Chausovsky, Coordinadora del Centro de Mediación, en relación a la tarea de los mediadores.

El Registro 2019 contó con 122 mediadores. Los integrantes, además de mediar, participan de una activa agenda: reuniones mensuales de intercambio de experiencias, talleres de reflexión trimestrales y de un curso anual con especialistas de larga trayectoria. La nómina está conformada por mediadores provenientes de distintas disciplinas y oficios, por lo que entre sus características sobresalientes a nivel nacional cuenta el abordaje interdisciplinario, el trabajo ad honorem de sus integrantes y la cantidad de personas que se anota cada año para brindar un servicio solidario a la comunidad.

 

Solicitudes y temas

En el último período, comprendido entre septiembre de 2018 e igual mes de 2019, el Centro de Mediación recibió 518 casos. En el número, las derivaciones desde el Ministerio Público Fiscal tienen un peso gravitante: 316 casos. Los planteos que continúa encabezando la estadística son los conflictos relacionados a la convivencia. Se registraron 220 situaciones, el 42% del total, e involucra a una variedad de temas que se relacionan de modo general con el encuentro –y desencuentro- entre vecinos.

Le siguen las presentaciones por ruidos molestos, que esta vez se duplicaron en relación al período anterior: fueron 70 y equivalen al 14% de la estadística. Este grupo contempla quejas por el volumen de la música, el desplazamiento de muebles en departamentos en horas de descanso, el ruido de pasos, la realización de fiestas en instituciones y salones, entre otras.

Las cuestiones referidas a humedad y/o desagües abarcan filtraciones en paredes, tapiales, patios, veredas, techos, entre otras, y ocupan durante este período un 13% de la estadística (66 solicitudes). Continúan ocupando un lugar en la estadística los planteos en torno a conflictos generados por mascotas (mordeduras, ataques, suciedad, ladridos constantes u otros inconvenientes ocasionados mayormente por perros). Sumaron 35 casos, el 7% del total.

Le siguen los conflictos relacionados a uso de espacios comunes y medianería con 27 solicitudes (5%). En el primer tema, uso de espacios comunes, la mayoría de las controversias entre vecinos se funda en el uso y mantenimiento de lugares como pasillos, veredas y espacios verdes, principalmente en viviendas de Propiedad Horizontal (PH). En el segundo, se plantean problemas por construcciones con medianeras compartidas que traen conflictos por límites, uso de la línea divisoria de la propiedad, entre otros.

Las controversias ocasionadas por obras de construcción tuvieron 25 pedidos (5%) y se concentran las presentaciones por inconvenientes generados por edificaciones de casas y edificios. Entre los más comunes, figuran ruidos molestos por los trabajos, daños en las propiedades linderas, obstáculos en la circulación en veredas y calle. Los reclamos no sólo son de vecinos linderos sino también de los habitantes de la zona.

En este período se presentaron 23 casos (4%) por inconvenientes causados por árboles de gran tamaño cuyas ramas ingresan en las casas vecinas generando daños o preocupación en los ocupantes.

Por último, se agrupan 52 solicitudes de mediación (10%) bajo el título de Otros en la estadística y reúne presentaciones por diversos temas entre los que se pueden mencionar: diferencias entre integrantes de comisiones vecinales, terrenos baldíos, humo, desagües y cloacas, límites de terrenos, familiares que habitan un mismo terreno, temas económicos, entre otros.

Cabe destacar que en los casos en que las mediaciones se concretan, el índice de acuerdo llegar al 90%.
mediadoras

Fuente: La Nota digital

Anuncios