“Primer Lawfare en la justicia de Entre Ríos”

“Se dieron todas las circunstancias para que sea el primer caso del Lawfare», señaló el Dr. Cullen.

El intendente Schneider (PRO) — que rige hoy por hoy los destinos de la ciudad de Crespo– denunció a su predecesor, Ariel Robles (PJ) por entregar materiales de construcción «a cambio de votos». Según el jefe comunal de Cambiemos, la operatoria se hacía «sin contrapartida de ningún tipo de documento, a cambio de votos».

Informa Radio La Voz que según una perito del juicio, el actual intendente Schneider “no entregaba toda la información” para elaborar informes; El actual jefe comunal denunció que su predecesor entregaba materiales “sin ningún documento”: en Juicio aparecieron las solicitudes de los vecinos, e incluso informes de los asistentes sociales.

Finalmente, en Tribunales, los verdaderos cuadernos aparecieron, y parecieran dar razón al exintendente Robles, según el Dr. Miguel Cullen.

Cullen, parte del pleito, dejó a Radio La Voz algunas consideraciones sobre el caso: “Es una causa iniciada a través de una denuncia presentada por el actual intendente de Crespo, contra el exintendente de Crespo, Ariel Robles, y otros funcionarios. De los que se le acusa, lo que sostiene Schneider en su denuncia, es que Robles en su calidad de intendente otorgaba subsidios en materiales – chapas, bolsas de cemento, canillas – y esto lo hacía sin ningún tipo de fundamentación. Eso es lo que se acusa. Lo que quedó claramente demostrado es que cada una de esas entregas tenía informes de asistentes sociales, una petición del beneficiario, y que justamente, la entrega de materiales de forma directa, y no de dinero, era una manera de dar más transparencia, y no que el dinero fuera a otro lado”.

UNL

“Desgraciadamente, estuvimos cuatro años en una Investigación Penal Preparatoria, exhaustiva, pero con mucha deficiencia de la información volcada por el Municipio. El intendente Schneider encargó una auditoria a la UNL, y hoy fue la Contadora, que dijo que se elaboró un informe en base a la documentación que entregó el municipio, y que ella no podía garantizar que la información entregada fuera fidedigna”.

Según el abogado, “la observación que le envían, no tenía ni las notas de inicio, ni la documentación presentada por los beneficiarios. Y lo que se hizo fue, con los libros, agarrar una al azar, y encontrar la nota y el informe”.

“Se dieron todas las circunstancias para que sea el primer caso del Lawfare. Durante todo el 2015, el intendente Schneider había basado su campaña en que el gobierno que venía a reemplazar era corrupto… lo que se instaló como verdad en los medios… Crespo es una sociedad chiquita, y se generó un monstruo de corrupción, donde se decía que se entregaban chapas y cemento a cambio de votos. Esa instalación del lawfare, solo dejaba por rellenar los demás casilleros, una vez instalada la idea. Luego, al asumir, Schneider contrata a dos auditoras, dos contadoras de la UNL, a quienes no les da toda la documentación. Y la contadora, hoy, con total honestidad, dijo que no era lo que le habían presentado. Esto es de una gravedad absoluta… este es el armado de la causa: se inventa un monstruo, se dice que el exintedente vació la intendencia, y se le da la mitad de la información”.

“Pero ayer, fue peor… una de las empleadas, se largó a llorar… se le preguntó por una respuesta que había dado en medio de una información sumaria… dijo que no sabía lo que había contestado, porque estaba stressadísima, porque le mandaron sacar fotocopias de un montón de expedientes, para encontrarle algo a Robles… en medio de un sumario sin abogado ni nada. Hay una tremenda presión para las testimoniales en este caso, no de parte de la Defensa, sino de la Fiscalía… y hoy viene esta contadora, y dice que le dieron la mitad de la información. Y luego, el Contador Enrique dice que en algunos expedientes faltaba documental… pero no mandaron allanar el municipio… que según la contadora de la UNL, entregaba información totalmente parcial”, dijo tajante.

“Al azar, hoy, entre los cuadernos que tuvimos, se sacó al azar un expediente, el de una canilla, en el que se respetaban todos los pasos administrativos”.

Dr. Cullen

SACAR DE LA CANCHA

“Esto fue una manipulación de la Justicia para tratar de sacar de la cancha a un político como Ariel Robles. Y por la salud de todos, debería haber una respuesta de la Justicia, diciendo que no se puede manipular más, no se puede entregar a cuentagotas las pruebas, con el único objetivo de sacar al exintendente de Crespo de su carrera política”.