Urribarri anunció que no habrá termas en Paraná

El gobernador Sergio Urribarri anunció que «no habrá termas en Paraná». De esta manera, se rescindió el contrato con la empresa encargada de la perforación. La determinación la tomó luego de una reunión que mantuvo con ambientalistas. El mandatario entrerriano adelantó que se analiza construir «un parque acuático» para completar la oferta turística de la capital provincial. «Preferí avanzar en las cosas que unen a los paranaenses», expresó.

Ecologistas acampando en la Toma Vieja.
Ecologistas acampando en la Toma Vieja.

Tras una reunión con integrantes de la asamblea autoconvocada Más ríos, menos termas, el gobernador anunció que «no habrá termas en Paraná», aunque aclaró que construirán «un parque acuático». Lo dijo este miércoles en diálogo con el programa De igual a igual de radio LT14. De esta manera, se rescindió el contrato con la empresa encargada de la construcción de las termas en la capital entrerriana.

«Fue una muy linda reunión. Yo tenía muchas ganas de hablar con ellos y lo intenté hace 20 días y en esa oportunidad no pudieron organizarse, pero hoy se pudo dar el encuentro. Allí les conté mis decisiones respecto a las termas», dijo el mandatario entrerriano. Y agregó: «Me parecería que ofrecerle termas con un parque acuático a los paranaesnes era ofrecerles algo que les faltaba».

Urribarri recordó que previamente se hicieron los estudios de impacto ambiental correspondientes. Muchos consideraban que tenía que seguir avanzando con el proyecto, hacer un plebiscito pero yo preferí avanzar en las cosas que unen a los paranaenses», explicó el gobernador tras informar: «Se rescindió el contrato con la empresa que iba a realizar la perforación y le pagamos la indemnización».

Seguidamente, adelantó: «Estamos analizando qué se puede hacer en ese lugar para completar la oferta turística para que Paraná tenga más atractivos turísticos. También ellos (los ambientalistas) serán parte de las discusiones que vengan», aseveró el titular del Ejecutivo provincial.

Cabe recordar que desde que se conoció el proyecto para construir termas en Paraná, organizaciones ambientalistas como la ONG M’Biguá, el Foro Ecologista y distintos ciudadanos interesados en el cuidado del medio ambiente, reclamaron que se frene el proyecto con distintas acciones. En este contexto, se originó la asamblea «Más ríos, menos termas» que acampaba en la zona de la Toma Vieja para evitar el inicio de los trabajos.

(La Nota digital)