El Instituto Independencia repudia clara y enfáticamente las miserables palabras del señor Miguel Pichetto respecto a los compatriotas bolivianos y peruanos que han decidido enriquecer nuestro país aportando su cultura, su trabajo y sus hijos.

Sus declaraciones lo hacen indigno del cargo de senador nacional en representación de la provincia de Río Negro, tierra de pueblos originarios, criollos de viejo cuño, inmigrantes gringos y hermanos chilenos. Y repugnan a su carácter de representante de un movimiento que a lo largo de 70 años ha reivindicado a los pueblos latinoamericanos como ciudadanos de una gran nación inconclusa.
Nada tiene que ver su odio y desprecio racista con el movimiento fundado por Juan Domingo Perón, el primero en proponer la hermandad inseparable entre argentinos, chilenos, bolivianos, peruanos y paraguayos. Ni siquiera tiene que ver con la tradición de Roque Sáenz Peña, héroe de guerra y coronel del Ejército Peruano.
El señor Miguel Pichetto ignora, con su miserable declaración, el apoyo político y militar dado por el Perú en la Guerra de Malvinas y desconoce la hermandad con ese pueblo que viene desde los tiempos del creador de su bandera nacional: el Protector don José de San Martín.
El señor Pichetto desconoce que nuestro primer jefe de gobierno, don Cornelio Saavedra, era un hijo del Altiplano, un boliviano.
El señor Pichetto ignora que los porteños y los habitantes del conurbano bonaerense pudimos comer todos los días verduras y hortalizas frescas, durante el inicuo boycott del campo, en el 2008, gracias a esos esforzados quinteros bolivianos que Pichetto desprecia y que diariamente ofrecen sus productos a la orgullosa y, muchas veces, ingrata ciudad de Buenos Aires.
El señor Pichetto ignora. Se ha comportado como un ignorante, como un infatuado hijo de gringos enriquecidos con el trabajo de esos pueblos a los que desprecia.
Su rastacuerismo le ha hecho decir cosas que, ni siquiera sus nuevos amigos, la pandilla de millonarios que hoy gobierna la Argentina, cree necesario decir. El señor Pichetto se ha comportado como un lacayo de sus nuevos socios, que también lo desprecian.

Daniela Bambill
Presidenta

Instituto Independencia: Bartolomé Mitre 1895 – CABA

EL TUIT

(La Nota digital)

Anuncios