Causa Harguindeguy: declaró Rossi y se victimizó ante el Tribunal

En la audiencia de este miércoles, cinco testigos declararon ante el Tribunal Oral Federal de Paraná. El testimonio más esperado fue el del médico Marcelo Rossi, quien prestó servicios en la Unidad Penal de Gualeguaychú entre 1977 y 1981.

 

En diálogo con radio LT14, la abogada querellante María Isabel Caccioppoli, habló sobre la causa y expresó: “Nos dejó un manto de muchas dudas”.

Este miércoles, en una nueva audiencia del tercer tramo del juicio por la causa Harguindeguy, en el que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en Gualeguaychú durante la última dictadura cívico militar, prestaron declaración cinco testigos. La audiencia comenzó dos horas después de lo previsto, con el primer testimonio de Manuel Do Pozo, un hombre que se definió como “simpatizante” del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y que estuvo detenido desde el 16 de agosto de 1975 hasta 1979. Contó que su detención fue realizada por policías de la Federal de Concepción del Uruguay, quienes lo detuvieron a él y a su hija de 14 años en su negocio de electricidad ubicado en esa ciudad. Posteriormente pasó por la Unidad Penal de Uruguay, luego por la de Gualeguaychú y finalmente, hasta su salida, pasó sus días en la de Chaco. Recordó como dos hombres de la dictadura y que tuvieron participación directa a “Capobianco, quien era la cabeza visible de la represión y nos odiaba por ser terroristas o ponebombas como nos llamaba”; además, “Queirolo, era el que organizaba los operativos”, afirmó. Do Pozo, contó también que tiene un hermano desaparecido, Alberto Do Pozo, quien tenía en ese momento 28 años y era militante del PRT. Destacó que la situación de los presos cambió mucho de lo que era en la UP de Gualeguaychú y de lo que fue en el Penal de Chaco. Expresó que allí, se produjo una división entre los presos, que se podría decir, fue inducida por algunos dirigentes y marcaba diferencias respecto de sus ideologías políticas. Por último, Do Pozo señaló que lo que quiere es que “esta noche negra no se repita, soy conciente de eso y espero que los demás también lo entiendan. Después hablan de odio, pero fueron ellos quienes lo engendraron”.

 

Rossi sólo atendió a Cresto

El médico, Marcelo Rossi, quien había sido mencionado por varios testigos respecto de que era quien supervisaba las torturas y luego revisaba a los presos para controlar su estado de salud; negó haber atendido a “presos políticos” en la Unidad Penal donde prestaba servicios profesionales, “como segundo” de Roberto Altuna. El galeno, a quien se lo vio bastante nervioso ante el Tribunal, dijo que sólo revisó al ex gobernador Enrique Tomás Cresto, quien se encontraba detenido allí. Reafirmó que ese fue el único preso político que pudo ver en esa Unidad Penal. Tuvo varias dilaciones respecto de fechas y también, en relación a cómo deferenciaba a un preso político de un preso común, entre otras cosas. También el doctor contó una situación que le tocó vivir por lo que estuvo detenido y posteriormente fue echado de su trabajo en el ámbito público. “Yo fui víctima”, dijo y se consideró un preso político más. Posteriormente declararon Juan Carlos Pereira, ex jefe de la Departamental de Gualeguaychú entre el ’73 y el ’76 y dos soldados que cumplieron el servicio militar en el regimiento de esa ciudad, Roberto Anibal Watters y Enrique Eduardo Pérez. Los dos últimos, coincidieron en señalar haber visto a presos políticos en ese destacamento.

 

Harguindeguy ausente con aviso

Albano Harguindeguy estuvo ausente en la audiencia de este miércoles, según informó la secretaria del Tribunal, se encuentra internado en el Hospital Militar de Campo de Mayo por sufrir neumonía e insuficiencia renal. La próxima audiencia será el miércoles 10 de octubre.

(La Nota digital)