El Congreso aprobó el DNU que autoriza las partidas directas a los municipios

La comisión bicameral permanente de Trámite Legislativo aprobó ayer el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo que permite a la administración nacional asignar partidas directamente a los municipios, sin que medien los gobernadores.

El cuerpo, a cargo del diputado del Frente para la Victoria, Jorge Landau, avaló el decreto con votos de los legisladores oficialistas y marcó el regreso a la actividad parlamentaria tras el receso de verano.
Durante el encuentro, el radicalismo cuestionó el “uso discrecional de fondos que hace el Gobierno para cooptar intendentes”. Landau señaló que “en situaciones de emergencia” el Gobierno está autorizado a implementar programas de ayuda financiera para brindar ayuda a los municipios.
“La asistencia la realiza el Estado siempre a cuenta de los fondos coparticipables”, explicó el legislador.
A su turno, el titular del bloque oficialista de Diputados, Agustín Rossi, aseguró que se trata de una “política criteriosa” de la Casa Rosada.
Según resaltó, los gobernadores “deberían estar contentos de tal relación directa, porque sino los intendente les pedirían a ellos los fondos”.
“Hoy cada peso que entra en el Estado se sabe cómo se distribuye”, afirmó Rossi en la reunión, desarrollada en el salón Arturo Illia de la Cámara alta.
En tanto, el diputado radical Juan Pedro Tunessi acusó al Gobierno de “distribuir los fondos discrecionalmente, discriminando a los municipios que no son afines”.
Tunessi se quejó porque la presidenta Cristina Kirchner hace de los DNU una “práctica permanente” y consideró que con esta política “se obligará a los intendentes a pedir de rodillas”.
El decreto fue aprobado con los votos de Landau, Rossi, los senadores Miguel Ángel Pichetto, Pablo González, María De la Rosa, Marcelo Guinle y Beatriz Rojkés, y los diputados Diana Conti, Eduardo De Pedro y Luis Cicogna.
El DNU en cuestión fue publicado en el Boletín Oficial el pasado 23 de enero y dispuso que los municipios podrán solicitarle “ayuda financiera” a la Casa Rosada en forma directa, in necesidad de recurrir a las administraciones provinciales.
Se trata del “Procedimiento para Solicitudes de Ayuda Financiera”, reglamentado por la Jefatura de Gabinete de la Nación, sobre la base del decreto 2609/12.
La medida se concretó luego de que en los últimos meses el Gobierno, a través del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y de otros funcionarios de primera línea, profundizara el contacto con distintos jefes comunales por fondos para obras públicas u otras obligaciones.
Esa decisión generó fuertes críticas de dirigentes opositores y de intendentes alejados de la administración nacional.

Fuente: El Eco digital

(La Nota digital)