En Entre Ríos, citan a Telecom a una audiencia

Ante las graves deficiencias que muestra en los últimos días el servicio de telefonía celular de Personal, que viene afectando a miles de usuarios de toda la provincia, el gobernador Sergio Urribarri dispuso que desde la Secretaría de Telecomunicaciones, que depende del Ministerio de Cultura y Comunicación, y del área de Defensa al Consumidor se incremente la presión a la empresa prestataria del servicio.

urribarri telecom

“Debemos rápidamente articular un trabajo conjunto que lleve a la mejora de la calidad del servicio, de mayor protección a los usuarios, y demuestre a las empresas nuestra firme decisión de no permitir abusos ni prestaciones deficitarias”, sostuvo el mandatario entrerriano.

Más allá de las explicaciones técnicas, desde el gobierno se presume que la empresa no ha cumplido con las inversiones de infraestructura que le permita atender la creciente demanda de sus servicios. En este marco, habrá un encuentro con autoridades nacionales.

El flamante Secretario de Comunicación de la Nación, Norberto Berner, tiene en su poder un pormenorizado informe de lo sucedido en Entre Ríos. El funcionario mantuvo el miércoles una reunión de trabajo con el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Baez, y el Secretario de Telecomunicaciones, Sergio Delcanto, y numerosas comunicaciones telefónicas a través de las cuales “garantizó una pronta y efectiva actuación de su área, y manifestó su voluntad y compromiso de actuar sobre la empresa con todo el poder que le confieren las normas”, indicaron fuentes del Ministerio de Cultura y Comunicación.

En forma paralela el área de Defensa al Consumidor tomaba reclamos de los vecinos acumulando pruebas y testimonios del deficitario servicio de “Personal”, de modo de constituir elementos para una sanción sobre la empresa, resarcimiento a los clientes, y la exigencia de mejoramiento de la calidad del servicio. La empresa ha sido citada por Defensa de Consumidor de Entre Ríos a una audiencia convocada para este día miércoles 22 a la hora 10.

Las autoridades provinciales monitorean la situación junto con la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones); y su titular nacional, Ceferino Namuncurá, está siendo informado de la situación en la provincia.

Más allá de las explicaciones técnicas que la empresa ha manifestado en su defensa, en el Gobierno Provincial existe la presunción que en verdad las empresas telefónicas no han cumplido con inversiones de infraestructura que le permita atender la creciente demanda de sus servicios y la seguridad que tendrán que reparar el daño, ser sancionadas como corresponde y obligadas a realizar aquellas inversiones que se requieran,

Para darle continuidad al tema, se espera una nueva reunión con las autoridades nacionales de la CNC y la Secretaría de Comunicación donde se espera que la intervención personal del propio Gobernador de la provincia ponga el tema en la prioridad de las acciones oficiales.

Los hechos

El viernes 10 de mayo desde primeras hs de la mañana, el servicio presentó gran congestión, lo que hizo prácticamente imposible el cursado de llamadas. Pasadas las 16:00 hs el servicio se estableció funcionando hasta pasadas las 18 en que se volvió a reiterar la falla, siendo subsanada parcialmente pasadas las 22 de ese día. Desde ese momento y hasta el presente el servicio se presta con graves deficiencias.

Extraoficialmente los referentes locales de la empresa, informaron que el jueves por la noche hicieron un vuelco a una central de Buenos Aires, durante la madrugada hicieron pruebas sin detectar anormalidades, al empezar a incrementarse el tráfico empezó a registrarse una falla que generaba rediscados de las llamadas que se estaban cursando generándose de esta manera una congestión terrible.

Por otra parte ya la gerencia de control de CNC mandó intimaciones a Personal para que hicieran el descargo previo a la iniciación del proceso sancionatorio.

Las sanciones a las empresas de telefonía celular han sido corrientes en los últimos meses. Así, la CNC dispuso sanciones de hasta $5,8 millones a las empresas de telefonía fija y móvil que no prestaron adecuado servicio a sus usuarios afectados por el temporal del 2 de abril pasado.

Por ese mismo hecho, se les impuso a los operadores de telefonía celular la obligación de acreditar a sus usuarios afectados por el temporal un importe de $60 en concepto de resarcimiento.

Al final del día más deficitario, el viernes 10 de mayo, Personal emitió un comunicado en el que admitió la “congestión en el servicio” que, de modo “aleatorio” ?esto es, que no incomunicó a todos, sino a algunos usuarios? afectó las comunicaciones de clientes de las ciudades de Paraná y Santa Fe. De todos modos, se indicó que no se vio “afectado el servicio SMS, ni los servicios de datos”, según dijeron.

Los teléfonos “inteligentes”, que no sólo sirven para hablar y mandar mensajes, sino para chatear, ingresar a Internet, enviar y recibir correos y hasta acceder a las redes sociales, crecen de modo acelerado sobre la base de una infraestructura que es la misma, que no se actualiza. Y eso produce problemas de comunicación.

Los datos del censo de población y vivienda de 2010 mostraron un escenario posible: en Entre Ríos hay un teléfono celular por cada 1,16 hogares. Los números indican que mientras en la provincia hay 375.121 hogares, la cantidad de éstos que cuentan con una línea de teléfono celular es de 322.777; apenas 52.344 hogares carecen de ese servicio. En tanto para teléfonos fijos, la cantidad de celulares los duplica. Es decir, existen en Entre Ríos, por cada 2,22 hogares, un aparato fijo.

Fuente: MCyC

(La Nota digital)