Reglamentan el diseño y construcción de viviendas de madera

El INTI elaboró el reglamento para incentivar la edificación y garantizar la seguridad. El trabajo que salda deuda de décadas con el sector, estuvo a cargo de la Regional Concepción de Uruguay.

El uso de maderas de origen nacional en la construcción, tal como lo prevé el primer reglamento argentino de diseño y construcción de estructuras de madera en edificaciones, beneficiará significativamente a la cadena foresto-industrial entrerriana.

La normativa salda una deuda de décadas con el sector, relegada por el lobby cementero del país, y consolidará un incipiente movimiento que ya se está gestando en diversas localidades entrerrianas -fundamentalmente de la costa del Uruguay- en que los municipios encaran viviendas sociales con el recurso presente en la región.

El reglamento para emplear en el diseño y la construcción de estructuras de madera en edificaciones fue desarrollado en el marco de las actividades de la Comisión Permanente de Estructuras de Madera del Centro INTI-Cirsoc, mediante un convenio de cooperación suscripto entre el Instituto y la Facultad Regional Concepción del Uruguay de la Universidad Tecnológica Nacional.

La normativa está a la firma de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, y contiene los requisitos relacionados con el comportamiento mecánico y la durabilidad de las estructuras de madera. Ello, en un escenario donde la madera se vuelve un material cada vez más explorado para la industria de la construcción. En Entre Ríos, se estiman que hay unas 110.000 hectáreas ocupadas con la explotación maderera.

Según informó el INTI, el reglamento se basa en las siguientes maderas aserradas de origen nacional utilizadas en construcción, lo que podrá facilitar la presentación de proyectos a partir de estos materiales: araucaria angustifolia cultivada en la provincia de Misiones; eucalyptus grandis cultivado en la Mesopotamia; y pinus taeda/elliottii cultivado en el noreste argentino.

También incorpora valores de diseño para maderas laminadas y encoladas para estructuras construidas con tablas de las especies ya mencionadas y presenta valores de diseño para miembros estructurales de sección circular como son los postes de eucalyptus grandis cultivados en la Mesopotamia, como así también valores de diseño para uniones mecánicas.

Adhesión

Para su aplicación en todo el país, cada provincia y municipio debe adherir a la nueva reglamentación a través de sus poderes legislativos, encargados de instrumentar legalmente su aplicación en la jurisdicción que corresponde; y mediante la aprobación por parte de los municipios para incorporarlo a sus códigos de edificación.

Incentivos

* Una iniciativa legislativa impulsa la construcción de viviendas de madera en Entre Ríos.
* Además, se busca establecer que el 10% de las viviendas que construya el IAPV sean de madera.
* Concordia y Chajarí son algunos de los municipios que implementaron la construcción de casas.

Región maderera

Por sus condiciones climáticas y suelos aptos, la provincia muestra un importante desarrollo de la industria forestal, particularmente en los departamentos Federación, Concordia, San Salvador, Colón Uruguay y Gualeguaychú, y en la zona del Delta.

Hay alrededor de 1.500 productores forestales registrados en la provincia, la mayoría pequeños y medianos.

De acuerdo con un informe reciente elaborado por la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), el polo industrial entrerriano cuenta con 200 aserraderos y 13 plantas de impregnación. La cantidad de personal ocupado en forma directa es de 2.500 personas, con un importante crecimiento en los últimos años.

(La Nota digital)

Anuncios