En Concordia, siguen las negociaciones del Gobernador y el Obispo con policías

Luego del acuerdo cerrado entre los 4 voceros de los policías acuartelados y el gobierno, una minoría del personal acuartelado en la jefatura concordiense presionó para que no se cierre el mismo. Hacia el atardecer, el Gobernador y 4 voceros que representaban al personal que se acuarteló en Concordia habían llegado a un acuerdo salarial.

En el mismo se estableció el pago de 8.536 pesos de básico, como asimismo un retroactivo de 3.700 pesos pagaderos en enero como también el compromiso del gobierno provincial de sentarse, en el mes de febrero, en una especie de paritarias, para arreglar un nuevo aumento del salario y, por último, que no existirá sanción para ningún funcionario policial.

El gobernador Sergio Urribarri, luego de agradecer a muchos entre ellos al sindicato de la fruta, en la reunión manifestó expresamente “yo me había comprometido a no negociar con los sediciosos, pero a pedido del Obispo y los sacerdotes accedí y prioricé la paz social”.

De esta manera es que el gobernador selló el acuerdo con el grupo que representaba al personal policial.

Por otro lado, en la reunión, que fue celebrada en la Casfec y llevó más de dos horas de intensa negociación, también se hablaron de modificaciones en la cúpula policial.

Luego de alcanzar el acuerdo, el documento fue llevado por los 4 voceros a la jefatura donde se encontraba el resto del personal acuartelado y en plena protesta, estando a la espera de la respuesta el gobernador con la presencia del obispo de Concordia.

Pero, una vez leído el pacto alcanzado, una minoría del personal policial que se encuentra acuartelado en las puertas de la jefatura policial de la ciudad decidió negarse a lo pactado por los voceros y el Gobernador y el Obispo, truncándose nuevamente las negociaciones.

El mismo gobernador había manifestado que se quedaría en la ciudad de Concordia hasta que la protesta quede totalmente aplacada.

“Si no hay acuerdo para las 12 nos encadenamos en la jefatura”

Los voceros del personal acuartelado en la jefatura de Concordia, partieron de nuevo hacia el predio de la Cafesg a escuchar una nueva oferta salarial. Desde los acuartelados exigen 3.500 pesos de básico para “arreglar”.

(La Nota digital)

Anuncios