Hallan restos óseos en la zona de la cancha de Polo del Ejército

El Delegado Regional de Derechos Humanos, Prof. Rubén Bonelli radicó una denuncia en Tribunales de Concordia, tras el hallazgo de restos óseos en la zona de la cancha de polo del Donovan, perteneciente al Ejército.

12 piezas oseas encontradas en la zona del Donovan

12 piezas de restos óseos fueron entregados a la Justicia ordinaria local para su investigación este martes por el titular del área de Derechos Humanos de la Municipalidad y delegado de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia. Bonelli radicó la denuncia este martes a las 20.30 hs ante el fiscal de turno Dr. Mario Guerrero.

De las distintas piezas, dos al menos son claramente identificables con una tibia humana. Fueron halladas por el Dr. Eduardo Valsangiacomo, quien como recolector aficionado, recorre la costa de la ciudad, en busca de piedras o restos de elementos que pueden haber pertenecido a aborígenes de la zona.

Pero en las últimas recorridas por la zona de Salto Chico, Valsangiacomo junto a su esposa y dos amigos que colaboran con su hobby, encontraron un hueso que por su tamaño les llamó la atención. “Grande para ser de un perro y chico para ser de un caballo”, explicó. Por este motivo, y dada la zona en la que encontró el hueso recurrió al Delegado de Derechos Humanos consultándolo al respecto. Bonelli confirmó con el médico, Dr. Diego Popelka, que claramente se trataba de la tibia de una persona.

Así, entonces, Valsangiacomo buscó entre los elementos que ha ido recolectando en anteriores oportunidades, otras piezas óseas, que en su momento él pensó se tratarían de algún animal, y “traigo todo, para que los especialistas determinen”, dijo. Junto a la tibia, en el mismo lugar encontró, otros restos óseos, posiblemente del mismo cuerpo.

“Todas estas piezas junto a la documentación fotográfica”, del momento en que son encontradas y de la ubicación geográfica del lugar, “entregamos al fiscal Guerrero para que abra una causa de investigación”, comentó Bonelli al salir de Tribunales en la noche de este martes.

El hallazgo adquiere especial relevancia al constatarse el lugar en el que fue encontrado. Fueron hallados en la costa del río Uruguay, en una zona que en los últimos 30 años fue siendo erosionada debido a la operación de la represa de Salto Grande y desbarrancándose. Sobre ese lugar, se encuentran los restos de lo que fuera una edificación en propiedad del Ejército que en los años ’70 funcionaba como centro clandestino de detención. Hoy esa edificación no existe, pero a su lado se encuentra el quincho del Donovan.

Ese predio fue identificado por los ex-presos políticos que testimoniaron en la Causa Harguindeguy, en noviembre del 2012, como el lugar en el que estuvieron detenidos y fueron torturados, cuando el Tribunal Oral Federal se constituyó en Concordia. La posibilidad de que además de la detención ilegal y tortura, en el lugar se hallan enterrado cuerpos de militantes populares, es un dato que ahora queda en manos de la Justicia investigar.

“Decidí llevarle a Bonelli esta información para que sea la Justicia quien intervenga”, explicó Valsangiacomo. “Desde la Delegación de Derechos Humanos nos contactamos con el antropólogo forense Miguel Nievas, que integra el Equipo Argentino de Antropología Forense, informándole de este hallazgo. Y él puso a disposición a su equipo para colaborar con la Justicia de Concordia”, informó Bonelli.

La denuncia fue radicada por el Profesor Rubén Bonelli, como Delegado de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Entre Ríos, y en la causa declaró el recolector, Dr. Eduardo Valsangiacomo. Bonelli fue acompañado por José Luis Uranga, quien estuvo detenido ilegalmente en ese predio por la dictadura cívico-militar.

zona Donovan

costa zona Donovan

Fuente: Delegación Concordia – Subsecretaría de Derechos Humanos de Entre Ríos

(La Nota digital)