El obispo Erwin Kräutler, de Xingu, región de la selva tropical de Brasil, habló con el Papa Francisco acerca de próxima encíclica sobre el medio ambiente y el tratamiento de los pueblos indígenas, y surgió en la conversación la desesperada escasez de sacerdotes en su extensa diócesis.

Cardinal Nichols talks with Pope Francis as they arrive for concluding session of extraordinary Synod of Bishops on the family

De acuerdo con la entrevista hecha el 5 pasado de abril al obispo de origen austriaco, por el diario Salzburger Nachrichten, el Papa está buscando soluciones al problema con mente abierta, diciendo que las conferencias episcopales podrían tener un papel decisivo.

“Le dije, como obispo de la diócesis más grande de Brasil, con 800 comunidades de la iglesia y 700.000 fieles, que sólo tenía 27 sacerdotes, lo que significa que en nuestras comunidades sólo se puede celebrar la eucaristía dos o tres veces al año, como mucho,” dijo el obispo Kräutler.

“El Papa explicó que no podía tomar todo en la mano personalmente desde Roma. Nosotros, los obispos locales, dijo, estamos más familiarizados con las necesidades de nuestros fieles, y debemos ser “corajudos”, es decir ‘valientes’ en español, y hacer propuestas concretas “, explicó.

Un obispo no debería actuar solo, dijo el Papa a Kräutler. Indicó que “las conferencias episcopales regionales y nacionales deben tratar de llegar a un consenso sobre la reforma y que luego deben traer a Roma nuestras sugerencias para la reforma”, dijo Kräutler.

Cuando se le preguntó si se había planteado la cuestión de la ordenación de hombres casados a la audiencia, el obispo Kräutler respondió: “La ordenación de viri probati , es decir, de hombres casados probados, que podrían ser ordenados para el sacerdocio, surgió cuando estábamos hablando de la difícil situación de nuestro comunidades. El mismo Papa me habló de una diócesis en México en la que cada comunidad tiene un diácono, porque muchas no tienen ningún sacerdote. Había 300 diáconos ahí que, naturalmente, no pueden celebrar la Eucaristía. La cuestión era cómo las cosas podrían continuar en esa situación.

“Los obispos son quienes deben hacer sugerencias, dijo el Papa de nuevo.”

Fuente: Foro Católico

(La Nota digital)

Anuncios