Activistas protestan contra nueva Ley de Fumigaciones

En el centro de Paraná se realizó una jornada de para generar conciencia contra le Ley que trata la Cámara de Senadores para regular el uso de agroquímicos en la provincia. Además, un grupo de militantes sociales acampan detrás de Casa de Gobierno, para sensibilizar a la población y advertir a los legisladores que el proyecto que tratan en comisión no tiene licencia social.

ley fumigaciones

Tras la vigilia que se realizó este martes a la noche frente a Casa de Gobierno -en el marco del llamado a sesión de la Cámara Alta-, activistas de organizaciones sociales y partidos políticos realizan intervenciones con diferentes metodologías para informar a los ciudadanos sobre el proyecto de Ley que trata el Senado sobre uso de agroquímicos en la provincia y para oponerse a la iniciativa como se estaría redactando en comisión, ya que advierten que la reducción de los radios para fumigaciones y la utilización de determinados productos perjudicarán la salud y el medio ambiente.

Ante ese escenario, integrantes de la Red Ecosocialista de Entre Ríos repartieron panfletos en peatonal San Martín, donde interpelaban a los transeúntes con crudos datos sobre las consecuencias que generará la sanción del proyecto, ya que aseguran que “perjudicará la salud y el medio ambiente, expulsará a la población rural y profundizará el modelo de saqueo”.

Por otro lado, un grupo de autoconvocados que adhiere a Entre Ríos Libre de Agrotóxicos acampa desde el martes en plaza Carbó, detrás de Casa de Gobierno, donde también reparten folletos y este miércoles a la noche proyectaron el documental La agricultura Negada.

En ese sentido, la activista independiente Jésica Musuruana explicó a la Agencia AIM que “se montó una carpa informativa que quedará hasta el jueves, que sesionará el Senado, para mostrar a los legisladores que no hay licencia social para que avance el proyecto que están tratando sobre agrotóxicos y para que los ciudadanos se informen sobre qué perjuicios traerá esta Ley”.

Al respecto, apuntó que la forma cómo se maneja la iniciativa “es una falta de respeto al pueblo, ya que los senadores no consultaron a profesionales de la salud ni a organizaciones no gubernamentales sobre las consecuencias que generará la reducción de a fumigación aérea que de un radio de 3000 metros pasa 200 metros y la utilización de determinados productos”.

Por otro lado, comentó que al acampe “se acercan muchos afectados por los agroquímicos usados en el interior de la provincia a pedir explicaciones de cómo se hacen las denuncias, lo que demuestra las consecuencias nefastas de estos productos sobre la salud y el medio ambiente”.

(La Nota digital)