“Es una jugarreta política para desprestigiar”

El intendente de San Benito deslindó responsabilidades en el homicidio de Priscila Hartman y negó “las mentiras y falsas noticias que se han dicho”.

A partir de las versiones periodísticas que vinculan al intendente de San Benito, Ángel Vázquez (h), con el homicidio de Priscila Hartman, el presidente comunal las desmintió y pidió “respeto por la familia y lo que ha ocurrido”. Incluso confirmó que la Justicia no lo ha citado a prestar testimonio, a la vez que consideró que “sería un error de parte de los fiscales que me citen”.

Vázquez explicó ante Elonce TV de dónde salieron esas interpretaciones: “El jueves el Canal 3 de San Benito, que es el que origina la falsa noticia, ingresó una nota pidiéndome plata para la publicidad de sus programas y yo me negué rotundamente. Entonces al otro día salieron a querer involucrarme en algo en lo que no tengo nada que ver”.

Además dijo que quienes concurrieron a dialogar con él desde el Canal 3 “ni siquiera son periodistas. Estoy de acuerdo con la libertad de expresión y que cada uno pueda decir lo que le parece, pero hay un límite”. En ese sentido, entendió que “no hay que darle relevancia porque es un tema que está terminado”.

Teniendo en cuenta que para relacionar al intendente con el caso de la joven de 22 años cuyo cuerpo fue hallado sin vida en San Benito, se hizo mención a un ingreso suyo al hospital, Vázquez indicó: “El viernes, después de salir del trabajo, estuve cambiando el vidrio de una ventana y tuve un accidente normal, casero, como lo puede tener cualquier persona y me dirigí al centro de salud. Pero no veo por qué esa mala intención de querer involucrarme en algo en lo que no tengo nada que ver”.

Al ser consultado por la intervención que tuvo la Municipalidad desde que comenzó la búsqueda de Priscila, contestó: “No tuvo intervención de ningún tipo. Estuve en contacto todo el tiempo con el jefe de la Comisaría pero es un caso que lo tenía que manejar la Justicia”.

En este contexto, Vázquez observó: “Si nos remontamos a diez años atrás, los mismos que lo quisieron involucrar a mi padre con el caso Fernanda, son los mismos que me quieren involucrar a mi. Es una jugarreta política barata, que usan los opositores para desprestigiar a las personas pero si los Vázquez fueran tan malos, no harían 12 años que gobiernan San Benito”.

Fuente: El Once

(La Nota digital)