“Hay intendentes a los que le ordenaron que no pasen más por mi oficina”

El senador Natalio Gerdau reconoció un ninguneo permanente de un sector del oficialismo que responde a Guastavino, y afirmó que no lo invitan a los actos y reuniones que se hacen con los intendentes del interior del departamento.

En tanto aclaró que la relación con el intendente de Gualeguaychú Juan José Bahillo, “es muy buena” y le daría su apoyo si se postulara como precandidato a gobernador para las PASO. Anunció que en febrero se lanzará como precandidato a intendente por el oficialismo.

“Estoy en el mismo camino de siempre, en el camino del gobernador Sergio Urribarri, de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y de Juan José Bahillo en la municipalidad de Gualeguaychú”.

Así respondió, el senador provincial Natalio Gerdau, a las críticas vertidas por el senador nacional Pedro Guastavino, quien dijo que “Gerdau está tomando otro camino en la política, que tiene todo el derecho de hacerlo, aquí nadie está prisionero y cada cual tiene la libertad de tomar la decisión que crea conveniente”, manifestó.

En este sentido Guastavino destacó que: “Todo lo que hemos conseguido en el departamento y en la provincia significó mucho esfuerzo y mucho espíritu de cuerpo sabiendo que estábamos defendiendo un proyecto nacional, un proyecto provincial y departamental en el que cada uno de nosotros jugaba un rol importante algunos más y otros menos, con mayor o menor responsabilidad pero formando parte de algo. Naturalmente puede suceder que alguien piense que ha llegado el momento de caminar por otro sendero y está en su derecho a hacerlo, en definitiva la que decide al final es la gente con su voto”.

Gerdau desmintió toda posibilidad de que estuviera en “un proyecto personal” sino que es parte de “un proyecto colectivo con una agrupación que hemos armado con una gran cantidad de compañero”, manifestó al programa Fuera de Juego (Canal 4 Gualeguaychú).

Sin embargo criticó el hecho de que Guastavino organiza reuniones en el interior del departamento Gualeguaychú con los presidentes de las juntas de gobierno, con los intendentes y reuniones partidarias, “y uno no es invitado entonces uno se pregunta qué está pasando”.

El senador provincial recordó que: “Cuando ganamos las elecciones a gobernador, yo accedía al Senado con el 60 por ciento de los votos y yo tengo que responder a la gente por más que a mí me dejen de lado y no me inviten a las reuniones. Para poder dar respuesta tengo que recorrer el departamento y es por eso que dije que ando solo junto a un grupo de compañeros, en la cual los otros días entregamos viviendas en Larroque, el jueves pasado hicimos una charla en Urdinarrain sobre prevención de adicciones y seguimos trabajando en la Legislatura”, no obstante reconoció que “hace meses que no hablo con Guastavino”.

Gerdau, se mostró molestó y acusó de “picardía política” el hecho de difundir que quiera impulsar un proyecto político personal. Sin embargo reconoció sentir un ninguneo permanente de parte de sectores del oficialismo.

“Un intendente de un pequeño municipio me confesó que le prohibieron ir a mi oficina del Senado. Hay algunos que no han ido más y otros que siguen porque ven que uno tiene la mejor relación con la parte institucional de la provincia, siguen yendo a gestionar. Hay intendentes a los que le ordenaron que no pasen más por mi oficina.

Entonces uno lo que tiene que hacer ante esta cuestión es seguir trabajando y lo hago solo o con mi equipo de trabajo andando por todo el departamento haciendo las gestiones que me piden y en la ley de presupuesto logramos meter varias obras para el departamento”.

En tanto se refirió a los proyectos generados por su labor parlamentaria, en la que se cuenta un proyecto de ley para prevenir la violencia escolar, el impulso a la creación del segundo Juzgado de Familia en la ciudad, al igual que la Sala Segunda en lo Laboral y Cámara de Apelaciones que entró en vigencia en Gualeguaychú este lunes a la mañana, tras la asunción de los vocales.

“A esa Cámara de Apelaciones la impulsé en la comisión de Legislación General y luego en el Senado que fue votada por unanimidad. Por eso uno trabaja a veces en soledad, pero siempre pensando en el proyecto en conjunto”.

Al ser consultado por si los organismos de control en la provincia están funcionando con la debida eficiencia, Gerdau dijo que: “Si uno ve lo que sucedió con la Administración Tributaria de Entre Ríos (ATER) y la vedad es que allí debió haber habido más control. Hay que rescatar también que fue el propio Gobierno provincial por intermedio del titular de la ATER, Marcelo Casaretto, quien hace la denuncia sobre la estafa a la ATER. Justo hubo un cambio de director del Tribunal de Cuentas, que creo que debió haber estado, controlando”.

En tanto manifestó su intención de encolumnarse en una posible precandidatura a gobernador de Juan José Bahillo para las PASO, siempre y cuando “haya un proyecto colectivo e integrador, donde estemos todos adentro, allí no habría ningún problema y estaríamos trabajando para que Juanjo sea gobernador”.

No obstante reconoció que: “Viendo como se está moviendo el espectro político en mi agrupación el panorama está complicado”. En tanto manifestó su intención de lanzarse como precandidato a intendente en febrero del año que viene para salir a competir con los demás precandidatos del oficialismo entre los que se cuentan el actual subsecretario de Salud Municipal Martín Piaggio, el secretario de gabinete y Gobierno, Germán Grané y la diputada provincial Leticia Angerosa.

Asimismo manifestó que los candidatos del massismo para pelear la gobernación en Entre Ríos Gustavo “Tavi” Zavallo y Adrián Fuertes, “lanzaron su candidatura muy temprano y eso le conlleva un desgaste y que la curva de intención de votos vaya descendiendo con el tiempo, en cambio nosotros al ser gobierno podemos lanzar la campaña más cerca de las elecciones porque tenemos otro hándicap”.

(La Nota digital)

Anuncios