Juez pidió la detención de Carlos Luis Carvallo por delitos de lesa humanidad

Carlos Luis Carvallo, conocido periodista de Misiones y ex policía en Entre Ríos, está ahora fugado. Fue mencionado por un testigo en el juicio por la causa “Área Paraná”.

Fuentes vinculadas a la investigación precisaron que Carvallo está investigado por los delitos de lesa humanidad cometidos en la antigua comisaría de El Brete, en Paraná.

En 2012 los fiscales Mario Silva y José Candioti habían solicitado su indagatoria, la cual se realizó pero se le dictó la falta de mérito. No obstante, la investigación siguió su curso. En una de las audiencias de la causa Área Paraná, hace pocas semanas, una víctima mencionó a Carvallo como uno de los autores de su detención ilegal y torturas. Ante esto, Ríos pidió su detención la semana pasada. El periodista actualmente se desempeña en FM Show, la radio de Alfredo Abrazián, quien también está en la mira judicial por presuntos vínculos con el mexicano Gregorio Sánchez Martínez, investigado por presunto lavado de dinero y quien estuvo preso por supuestos vínculos con el narcotráfico, publicó el sitio digital.

Al parecer, se desconoce el paradero de Carvallo, quien además aparece mencionado en el listado de informantes del Batallón 601 durante la última dictadura cívico militar. Carvallo aparece en ese listado como “Agente de Reunión” y “personal de civil de Inteligencia que prestó servicios entre 1976 y 1983”.

En el documento del Archivo Nacional de la Memoria figura con el nombre de Carlos Luis Gómez Carvallo y se indica que dependía de Santa Fe. Además habría sido policía en Entre Ríos desde antes de 1976. Sin embargo, en el ministerio de Derechos Humanos de Misiones, recibieron información de que también habría “trabajado” en esa provincia, ya que llegó a Oberá en 1979.

Cuando se conocieron los primeros datos, Carvallo había dicho a MOL, “no tengo nada que ocultar ni responder”.

Hace pocas semanas, en la cuarta audiencia del juicio por la causa Área Paraná, el dirigente de ATE Manuel Ramat señaló varias veces a Carlos Carvallo como integrante del grupo de tareas que lo secuestró y torturó. El dirigente relató que en junio de 1976, fue asesinado el hermano de Ramat, Raúl, en Campana. A los dos o tres días allanaron su casa en Paraná, en presencia de su familia, incluida su hija de 4 meses.Uno de los miembros de la patota era un oficial de la Policía de Entre Ríos de apellido Carvallo, quien luego lo torturaría y que ahora –dijo– vive en Formosa o Misiones y trabaja de locutor. El 25 de setiembre un grupo de tareas que también integraba Carvallo lo detuvo en Victoria y Facundo Zuviría. Lo llevaron a la casa de la Base Aérea y por la noche lo trasladaron a la comisaría de la zona de Corrales y lo liberaron. Cinco días después lo volvieron a privar de su libertad, lo llevaron a la Jefatura de Policía –en calle Córdoba– y desde allí lo sacaron en un Ford Falcon donde iba, nuevamente, Carvallo. Cruzaron el Túnel, ingresaron a la provincia de Santa Fe, se detuvieron en Colastiné Sur: allí lo esposaron y le colocaron una capucha en la cabeza. Lo llevaron nuevamente a Paraná, a un lugar que luego identificaría como la vieja comisaría de El Brete, donde estuvo desaparecido durante 45 días, solo, encapuchado, sometido a salvajes torturas a cualquier hora del día en un sótano de la repartición. Simularon fusilarlo, le hicieron escuchar los gritos de otro torturado, hasta que lo trasladaron en el baúl de un auto al CCD Comunicaciones.

Fuente: Diario Uno y Misiones Cuatro

(La Nota digital)