Edificaciones no declaradas y baldíos abandonados

El municipio de Paraná detectó 370 baldíos en infracción. Enviaron intimaciones y advirtieron por aplicación de multas.

Los controles están orientados a regularizar la situación de los contribuyentes que tienen construcciones sin declarar y no contribuyen a la Municipalidad. Por su parte, el secretario de Hacienda, Nicolás Brunner sostuvo que «en materia tributaria, las acciones de relevamiento y control están orientadas a la regularización de la situación de los contribuyentes que tienen en sus inmuebles construcciones sin declarar y por las cuales no contribuyen al Municipio. Esto genera un perjuicio para toda la ciudad, y una situación injusta con los ciudadanos cumplidores que están al día con sus obligaciones”.
Se trata de los primeros resultados del «Proyecto GIS» y «Control de Baldíos», que lleva adelante el gobierno de la ciudad. En el primero, se utilizan tecnologías para actualizar la base catastral, para usos en materia tributaria y de prestación de servicios. En el segundo, se realizan operativos para verificar del cumplimiento de ordenanzas respecto a la limpieza y cerramiento de terrenos baldíos.

En continuidad con la aplicación de medidas necesarias para la puesta en función del Sistema de Información Geográfica (GIS) personal de la Municipalidad, en conjunto con la empresa especializada AARI, está llevando a cabo los trabajos necesarios para la actualización de la base de Catastro. La intendenta Blanca Osuna, explicó que «el objetivo es el saneamiento de la información declarada en el Municipio, lo cual tiene implicancias en materia tributaria como así también en los procesos de planificación de prestación de servicios llevados adelante por la administración».

Por su parte, el secretario de Hacienda, Nicolás Brunner sostuvo que «en materia tributaria, las acciones de relevamiento y control están orientadas a la regularización de la situación de los contribuyentes que tienen en sus inmuebles construcciones sin declarar y por las cuales no contribuyen al Municipio. Esto genera un perjuicio para toda la ciudad, y una situación injusta con los ciudadanos cumplidores que están al día con sus obligaciones”.

Brunner dijo que “la finalidad entonces es poner en pie de igualdad a quienes declararon con quienes no lo hicieron, entendiendo que es un compromiso y una responsabilidad de la administración el logro de la equidad tributaria en protección de todos los vecinos de la ciudad».

En términos más específicos, el GIS implica una serie de tareas de análisis previo de la información contenida en bases de datos y de aquella que surge de imágenes aéreas, lo cual se complementa con tareas de verificación, mediante la constatación visual de las propiedades, a fin de confirmar que los datos sean correctos.

Una vez analizada la situación de cada contribuyente, en los casos que se induzca la existencia de mejoras sin declarar, se les envía una comunicación donde se les brinda toda la información detectada y se les otorga un plazo de 10 días para acercarse a las oficinas de AFIM para tomar conocimiento de dichos antecedentes. En caso de considerarlo conducente, se puede formular la correspondiente solicitud de revisión y/o coordinar una inspección en su domicilio.

El proceso de comunicación comenzó a efectuarse en octubre del año pasado, habiéndose enviado a la fecha 5.195 notificaciones.

Operativos de control del estado de baldíos

En materia de preservación de la higiene urbana, la Municipalidad está realizando operativos de control para la detección de baldíos en mal estado, es decir que no cumplen con los requisitos de las ordenanzas 6.964 y 5.786. En particular, se procedió a verificar el estado de basura, pastos altos, malezas, arbustos, animales, cerramientos y construcciones en cada uno de ellos.

En relación a este programa, el secretario de Gobierno, Sergio Granetto, destacó que «esta problemática del estado de baldíos se desarrolla en forma coordinada con los operativos de limpieza para abordar la higiene urbana local. En ese aspecto estamos con un grado de avance que nos permite fijar como objetivo la erradicación total de los minibasurales, para lo cual es imprescindible resolver a la par el tema de baldíos».
A la fecha, cabe señalar, se completaron los relevamientos y se han enviado intimaciones a los propietarios de baldíos en situación irregular para que resuelvan su situación. En caso de persistir la situación, se tiene previsto proceder a la aplicación de multas.

Como resultado de los procedimientos se detectaron 370 baldíos en infracción, y se enviaron las intimaciones correspondientes a cada propietario. Además, los baldíos fueron georeferenciados para posteriores revisiones.

Actualmente se dispuso un nuevo relevamiento, y en el caso de continuar la existencia de pastos y basura, se procederá a remitir las actuaciones al Juzgado de Faltas para la aplicación de las multas correspondientes.

Fuente: Municipalidad de Paraná

(La Nota digital)