Movilización por asesinato de Leandro Richard

Luego de conocerse las detenciones de dos jóvenes, acusados de ser los supuestos autores del asalto y asesinato de Leandro Richard, se efectuó una manifestación frente al Palacio de Justicia.

 

Familiares, amigos y vecinos de Leandro Richard se autoconvocaron ayer frente al Palacio de Justicia de la capital entrerriana, para reclamar “que se llegue hasta las últimas consecuencias por su asesinato”.
El joven, de 24 años, fue ultimado con disparos de pistola de grueso calibre en horas de la noche del 30 de diciembre último, cayendo herido mortalmente en la intersección de calles Juana Azurduy y Cochrane, tras haber sido perseguido por maleantes varias cuadras antes, con intenciones de robarle su motocicleta.
Escenas de profunda carga emotiva se vivieron cuando Amanda, la joven viuda de Leandro, junto a la mamá del infortunado muchacho, expresó: “Queremos que los condenen, que no salgan más de la cárcel. Leandro era alguien que vivía para su trabajo y para su familia, era camionero y todo el tiempo que tenía libre era para su familia y para su hija. Quiero que sepan que estos asesinos dejaron a una chiquita de cuatro años sin padre. Estuvimos juntos con él desde hace ocho años y siempre fue un laburante, un tipo que quería progresar, como muchos de los que estamos acá, un domingo a la tarde, pidiendo justicia. Estamos acá un domingo, porque somos gente de bien, que de lunes a sábado trabaja”.
Por su parte, la madre de Leandro, sin poder evitar romper en llanto, dijo: “Me robaron todo, me llevaron lo más preciado, me pregunto por qué la vida fue tan injusta…no tenemos consuelo. Lo único que nos ayuda a seguir adelante es todo lo que sabemos que ha hecho la Policía, que ha estado en contacto con nosotros permanentemente, que nos ha alentado y que sabemos lo que han trabajado, pero desde la Justicia nadie nos ha informado nada”.
En ese momento, Amanda, la joven viuda agregó: “Espero que ahora no empiecen a dar vueltas con cosas raras. Si los detuvieron, ahora ya está, están adentro, que no me vengan después con que les tienen que dar alguna libertad o cosas así. Leandro está muerto, si ellos lo hicieron y están detenidos, que queden adentro, ya está, que paguen lo que hicieron”.
Luego Amanda manifestó: “Quiero que la gente sepa que tipos como estos, no sólo matan a un hombre de bien. Mataron todos nuestros proyectos, nuestros sueños de hacer una casa, de ver crecer a nuestra hija, todo por una moto”, reflexionó acongojada.
Los familiares coincidieron en “agradecer a la gente de la Policía, de la División Homicidios, que ha estado permanentemente preocupada por nuestra situación y que sabemos que han trabajado sin descanso para detener a los que mataron a Leandro”.

 

Detenciones

Los investigadores de la División Homicidios comenzaron a tener datos importantes sobre el crimen a las pocas horas de haber ocurrido.
Pero con esos datos se tenía que lograr llegar no solo a los sospechosos, sino también al logro de pruebas –testimoniales y materiales- que tuvieran el suficiente peso para convencer a fiscales y al juez de garantías que se actuaba conforme a la Ley.
Los primeros días de diciembre arrojaron resultados tras un par de allanamientos, y luego de recepcionarse testimonios que quedaron plasmados en el expediente. Ya la semana anterior, los encargados de la investigación tenían nombres y apellidos de los posibles autores y varias pruebas a producir y solo esperaban la venia de la Justicia para actuar. Mientras tanto, se intentaba “no agitar las ramas para que los pájaros no vuelen”, según una vieja frase de la jerga policial.
El jueves último, ya estaba todo en el escritorio del juez y se esperaba con ansiedad el llamado telefónico que indicara que ya estaban firmados los pedidos de captura.
Para el sábado a la mañana, la Justicia consideraba que los elementos presentados justificaban imputar y solicitar las capturas de Brian Fassano, de 22 años, alias Pela y de Nahuel Incola, alias Win, de 20 años.
El primero estuvo viviendo en barrio Lomas del Mirador, pero luego de algunos encontronazos, recaló en barrio El Sol, donde fue detenido. El segundo tiene domicilio en barrio Giachino, pero fue localizado en Villa Yatay.
Ambos serían llevados a indagatoria en el transcurso de esta jornada.

 

 

asesinato leandro richard

 

Gentileza: El Diario