Con apoyo opositor, obtuvo dictamen el proyecto para reestatizar los ferrocarriles

La iniciativa, que se votará en el recinto la semana que viene, fue defendida por el ministro Randazzo mientras se desarrollaba el paro de transporte. El texto sufrió algunos cambios. Respaldo del Pro y el Frente Renovador.

randazzo congreso

La estatización de los ferrocarriles se encamina a convertirse en ley. Con apoyo de casi todos los bloques de la oposición, el proyecto del Poder Ejecutivo para devolver al Estado el gerenciamiento de los trenes obtuvo dictamen favorable y se votará la semana que viene en el recinto.

La iniciativa, que sufrió cambios, fue defendida por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, mientras el paro general en reclamo por modificaciones en el impuesto a las Ganancias paralizaba al país.

El dictamen fue firmado al cabo de un plenario de las comisiones de Transporte, Presupuesto y Obras Públicas de la Cámara de Diputados, conducido por la randazzista María Eugenia Zamarreño en el Anexo C.

En ese marco, Randazzo dedicó la mayor parte de su exposición a destacar con amplios detalles la “transformación inédita en materia ferroviaria” producida desde hace dos años y medio.

Tal como había adelantado durante las dos jornadas de debate anteriores, la oposición confirmó que, más allá de algunas objeciones, acompañará la iniciativa en el recinto.

El primero en adelantar su respaldo por el Frente Renovador fue el diputado Felipe Solá, quien adelantó que el bloque de Sergio Massa votará a favor del proyecto en general.

“No podemos negar la importancia de fortalecer, de la manera que sea, lo que se ha iniciado después de 2012”, argumentó el bonaerense, y agregó: “no podemos negar nuestro aporte a un tema que el próximo gobierno heredará, cualquiera sea su color”.

El legislador reconoció que “más allá de algunas objeciones, (el servicio ferroviario) es un tema central que atraviesa los distintos colores partidarios”.

Sin embargo, se diferenció de los fundamentos plasmados en el texto oficial. “Lo que se menciona como ‘vaciamiento’ y ‘desastre’ es lo producido durante siete años de gobierno kirchnerista”, advirtió, al recordar que tras la tragedia de Once “hubo una reacción muy fuerte”.

El Pro también anunció su acompañamiento a la iniciativa, pese a las dudas que había expresado la propia presidenta de la Nación, Cristina Fernández, cuando anunció el proyecto en la Asamblea Legislativa.

“Es una de las primeras leyes que pudimos discutir”, celebró el macrista Federico Sturzenegger, que sugirió dos cambios puntuales.

En primer lugar, pidió incorporar a los operadores de pasajeros en el denominado “open access” (apertura de la red), algo que fue aceptado por Randazzo.

Por otro lado, Sturzenegger propuso que los balances se realicen de acuerdo a las normas establecidas por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, tal como lo realizan las empresas privadas e incluso “como lo exige el BCRA a los bancos públicos”.

Ello es “con el objetivo de homologar las formas a fin de hacer al sistema más transparente, sin desmedro de sostener los controles de la AGN y de la SIGEN”, explicó el diputado porteño.

Desde el Frente Amplio Progresista (FAP), Virginia Linares anticipó que impulsará un proyecto alternativo al considerar que el oficial “está lejos de que el Estado se haga cargo” del servicio ferroviario.

En este sentido, Linares reclamó “profundizar” la definición de este transporte, que en el artículo primero del proyecto es declarado de “interés público”.

Salió a responderle el aliado oficialista Carlos Heller (Nuevo Encuentro), que recordó que la calificación de “interés público” ya se adoptó en otros proyectos, y que implica que “el interés del conjunto de la sociedad está por encima del de personas o empresas”.

Heller, precandidato a jefe de Gobierno porteño, propuso asimismo incorporar al directorio de Ferrocarriles Argentinos S.A. dos representantes de los usuarios de transporte, cambio que fue introducido en el dictamen.

Randazzo protagonizó un fuerte cruce con el diputado Fernando Sánchez (CC-ARI), quien denunció que “los últimos años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner se cuentan en muertos, no sólo en velocidades”.

El legislador habló de los “avances que se deberían haber hecho hace muchos años” pero que fueron emprendidos a partir de la tragedia de la estación Once del ferrocarril Sarmiento.

Randazzo no se quedó callado y lanzó un duro mensaje contra él y Elisa Carrió: “lamento que ustedes, que piden respetar las instituciones y la República, no respeten la independencia de la Justicia que lleva adelante la investigación sobre la muerte de 52 personas”, dijo entre aplausos del bloque kirchnerista.

En otro orden, Araceli Ferreyra (FpV) repudió el paro de transporte convocado por la CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. “El paro de hoy fue un paro elitista y patronal”, denunció, y añadió que “no es casual” la presentación simultánea de Randazzo en el Congreso.

“(El paro) va a afectar intereses de las empresas de transporte que se beneficiaron en los ‘90”, aseguró la correntina.

El encargado de cerrar el debate fue el vicepresidente del bloque kirchnerista, Pablo Kosiner, que criticó la “actitud” de algunos representantes de la oposición de “montarse sobre el dolor de las víctimas” de los accidentes ferroviarios, en respuesta a Fernando Sánchez.

Kosiner sostuvo que la “falta de capacidad de debatir políticas públicas lleva a montarse de ese dolor con el fin de conseguir un voto”.

Durante el debate no tomó la palabra ningún diputado radical, aunque desde el bloque ya habían expresado su apoyo al proyecto en general.

Además de los cambios en el directorio de Ferrocarriles Argentinos S.A. y en la modalidad de “open access”, se modificaron dos aspectos del artículo 15 del proyecto.

En primer lugar, se le confiere a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (AIF) S.E. “la gestión de los sistemas de control de circulación de trenes y el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria por sí o por intermedio de los operadores ferroviarios a los que les asigne dicha tarea”.

Además, la AIF también tendrá como competencia la diagramación de los servicios de transporte de carga y de pasajeros.

Fuente: Parlamentario

(La Nota digital)