“Cómo damos clases si vivimos con el miedo a que nos llegue una bala”

“Cuál es la condición para dar clases, si vivimos con miedo a escuchar un tiro y tener que tirarnos al piso”, graficó una docente de la escuela del Lomas del Mirador, Paraná.

lomas del mirador docentes y tiroteo

Los hechos de violencia que se registran en barrio Lomas del Mirador de Paraná, tienen su repercusión en las instituciones de la zona; días pasados, Elonce TV daba cuenta del testimonio de una enfermera del centro de Salud quien daba cuenta sobre cómo es trabajar en la línea de fuego. “La gente tiene miedo de salir”, era el relato de la mujer.

Este martes, representantes de Agmer Paraná en conjunto con docentes de diferentes establecimientos educativos que están pidiendo seguridad por las constantes balaceras en esa zona conflictiva de la ciudad, entregaron un petitorio al Ministerio de Gobierno.

En la oportunidad, Alexandra Gherson, una docente de Francés en la escuela de Lomas del Mirador, comentó a Elonce TV sobre los fatídicos episodios que se vivieron el jueves pasado cuando se desató la refriega entre policías y vecinos. “Los chicos fueron los que supieron reaccionar de tan acostumbrados que están a esta situación, ellos me piden de hacer silencio para saber si hay un enfrentamiento y eso pasa porque ya están predispuestos psicológicamente; los tiros ya son cosa de todos los días. Entonces, cómo hacen los docentes para ir a la escuela, cómo hacen los chicos para acceder a su derecho a estudiar, cómo podemos hablar de valores y democracia si estamos con el miedo de que nos llegue una bala”, se preguntó.

En esa línea, la docente hizo alusión a la incertidumbre por la concurrencia al lugar de trabajo. “Yo voy en bicicleta y el trayecto de mi casa hasta la escuela significa arriesgar mi vida todos los días, pero mi situación no es grave, grave es la de los chicos que permanecen atemorizados”, alertó. “Si a mi me llega a pasar algo, interviene el Consulado Francés porque soy ciudadana francesa, pero cuál es la protección para los derechos constitucionales de esos chicos”, insistió.

“Nos dicen que no debemos hacer paro porque debemos cumplir con nuestro deber, me parece perfecto, pero cómo lo cumplimos, cuál es la condición para dar clases. Si vivimos con miedo de que si escuchamos un tiro, tener que tirarnos al piso”, graficó la profesora de Francés, al tiempo que instó a no esperar a estar bajo las mismas condiciones de violencia que en México. “Que están esperando para hacer algo”, interrogó.

“Que va a pasar con los chicos porque los docentes ya no van a querer ir más allá. Eso no es justo, no por la fuente de trabajo, sino por el derecho a querer aprender. Qué expectativas de futuro podemos tener si el chico nos dice `Profe, salimos y no salimos si volvemos´”, fueron las seguidillas de preguntas de la trabajadora, que por el momento, no encuentran respuestas.

A su turno, brindó su testimonio la rectora de la escuela del Bicentenario de barrio Paraná XIV; en esta institución educativa repercuten los enfrentamientos del Lomas, no sólo porque reciben las balas de aquellos tiroteos, sino porque a esta escuela son transferidos los alumnos que tuvieron problemas de violencia en el otro barrio. “Nuestros estudiantes son aledaños a la zona de conflicto, por más triste que suene decirlo así”, comenzó Silvia Albarenga. “Tienen que dejar el Lomas por cuestiones de violencia tienen que ir a la otra escuela, muchas veces porque sus familias han sido amenazadas”.

“El viernes fue bastante complicado porque se dijo que iba a haber un enfrentamiento; habían baleado un colectivo y eso generó en la escuela un desbande de padres que llegaron a la escuela a llevar a sus chicos y los estudiantes que sus padres no había ido a retirarlos, querían irse igual”, rememoró la directiva.

Por cuestiones de seguridad, la escuela del Paraná XIV trabaja en horario corrido de 7 a 17.30. “Se tienen que ir temprano porque después eso es tierra de nadie”, alertó Albarenga. Además, “a los docentes se les dificulta llegar porque el transporte público, apenas hay una dificultad, deja de andar.

“Que se hace, porque si bien la policía tiene la buena voluntad de solucionarlo, eso no se esta viendo. Y en apariencia, esto parece que es de largo plazo”, finalizó.

Fuente: Elonce TV – Foto: Entre Ríos Ahora

(La Nota digital)