FPV: PASO entre Scioli y Randazzo

Lo pidió CFK la semana pasada. El candidato del kirchnerismo se resolverá en las primarias entre Scioli y Randazzo.

PASO Scioli y Randazzo

Por Fernando Cibeira

Apenas unos días fue lo que demoraron en ser asimiladas las palabras de la presidenta Cristina Kirchner acerca de que algunos candidatos del oficialismo debían tener “un baño de humildad” y desistir de su intención. El primero en desensillar fue el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y ayer lo siguieron el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el ex canciller Jorge Taiana. Así quedó conformado el escenario imaginado por la Casa Rosada: unas PASO competitivas entre el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, a quien ayer le quitaron jurisdicción sobre la Dirección Electoral –que pasó al Ministerio de Justicia– para que pueda postularse sin cuestionamientos. En la provincia de Buenos Aires también continuó el achicamiento de precandidatos.

La experiencia de las siete listas en las primarias porteñas resultaron traumáticas para el Frente para la Victoria y el acuerdo fue no repetirla. En especial, en la competencia presidencial y en la bonaerense, donde había una inflación de lanzados y varios de ellos sin figuración en las encuestas. Algunos pasaron en las últimas horas por la Casa Rosada y por Olivos, donde mantuvieron reuniones en las que fueron notificados de la estrategia nacional y amablemente invitados a sumarse. Varios marcaron el rol de Máximo Kirchner en el armado.

Rossi y Taiana

Agustín Rossi fue convocado ayer a Olivos. Venía hablando desde la semana pasada con el Gobierno acerca de qué camino seguir. “Fue una muy buena reunión. Se hizo un diagnóstico de la situación y tomamos la resolución. Incluso nos pusimos de acuerdo en hacer el anuncio de Agustín en Rosario”, comentaron cerca del ministro, que imagina ahora competir por un cargo legislativo por Santa Fe. “La política es un proceso de construcción colectiva”, explicó Rossi la baja de su candidatura.

Jorge Taiana llegó anoche desde Doha, donde participó de un foro internacional. Ya había avisado que el mantenimiento de su postulación no era una decisión personal, sino del conjunto. Y el Movimiento Evita avisó ayer a través de un comunicado que declinaban tanto la precandidatura de Taiana como la de Fernando “Chino” Navarro en la provincia “para ponernos a disposición de la estrategia que nuestra Presidenta crea más conveniente”. Cerca de Taiana sostenían que el ex canciller se mantuvo en contacto y la resolución fue de común acuerdo.

En el entorno de Scioli aseguraban estar conformes con la rápida síntesis interna, aunque en el de Randazzo lo estaban más aún.

Scioli

“Nosotros, desde el principio, trabajamos para ganar. No importa tanto los candidatos contra los que compitamos”, respondían confiados cerca del gobernador bonaerense. Eso sí, destacaban la actitud de los precandidatos que habían decidido resignar sus aspiraciones para alinearse con la estrategia de la Casa Rosada.

Scioli no modificó ayer su esquema de actividades. Recorrió una muestra en el Polo Industrial de Ezeiza y no hizo referencia a las candidaturas. “Hay que seguir apostando y cuidando las políticas que han permitido abrir las persianas de las fábricas”, instó en su discurso. De la actividad participaron varios intendentes. Scioli, más allá de la buena imagen e intención de voto que mantiene inalterable desde hace años, también cuenta como punto fuerte un mayor apoyo en la estructura del PJ. Hoy encabezará en Tucumán un acto masivo que le organizó el gobernador José Alperovich.

Randazzo

“Sabíamos que esto iba a terminar así”, explicaban en el despacho de Randazzo sobre el mano a mano con Scioli. Desde hacía días el ministro manejaba encuestas que lo mostraban en situación competitiva con el gobernador bonaerense, pero lo que obtenían los otros candidatos que se presentaban como representantes del kirchnerismo puro –como Urribarri y Rossi– iba en contra de sus posibilidades.

Por otro lado, Randazzo había hablado con la Presidenta de que no podía seguir a cargo del manejo del cronograma electoral dado que era candidato. Se había barajado entonces la posibilidad de volver a dividir Interior y Transporte. Finalmente, CFK resolvió algo más sencillo: traspasó la Dirección Nacional Electoral a Justicia. Randazzo lo tomó como una muestra de apoyo, ya que le permitirá seguir con el manejo de documentos y pasaportes, además del proceso de renovación de los trenes, las dos piedras basales de su campaña que hasta ahora evita los actos políticos tradicionales.

La Presidenta ya advirtió que no tendría favoritos en la interna, aunque Randazzo juega sus posibilidades en mostrarse como el más fiel representante del kirchnerismo ante las supuestas ambigüedades de Scioli. En ese plan, todo gesto de la Rosada es valorado. Por ejemplo, que justo ayer haya compartido una teleconferencia con la Presidenta. Y, más todavía, que CFK hubiera deslizado durante el acto en Río Negro eso que “mis ministros tienen todos declaraciones juradas que se pueden consultar, no puedo decir lo mismo de otros dirigentes de mi país”. Randazzo, que viene apostando a una fuerte diferenciación con Scioli, suele reclamarle al gobernador que presente su declaración jurada.

Fuente: Página 12

(La Nota digital)