Colectan ropa de abrigo y frazadas para personas en situación de calle

La Campaña “Paraná se abriga” es impulsada por la Red Solidaria “La calle no es un lugar para vivir” integrada por Emaús, complejos solidarios Recordando, fundación El Arte de Vivir, Asociación Israelita, Asociación Civil Barriletes, Grupo Compartir y la Defensoría del Pueblo.

Desde febrero, Casa Solidaria se planteó, en conjunto con la Defensoría del Pueblo, tomar la iniciativa para que junto a otras organizaciones sociales que trabajan para contener a personas en situación de calle, conformar una red y consolidar un peso político a fin de que se deje de hablar de 10 ó 12 personas que duermen en la calle.

Así surgió la Red Solidaria La calle no es un lugar para vivir, integrada por Emaús, complejos solidarios Recordando, fundación El Arte de Vivir, Asociación Israelita, Asociación Civil Barriletes, Grupo Compartir y la Defensoría del Pueblo. En ese marco, surgió la campaña Paraná se abriga. Consiste en colectar ropa de abrigo para adultos mayores hombres, y sus accesorios: ropa interior, guantes gorros, zapatos, zapatillas, medias. Además de elementos de higiene: jabones, toallas, maquinitas de afeitar, entre otros.

La recepción del material se hará hasta el 25 de junio en el Hotel Bio Citi (Racedo 233) y en la Asociación civil Barriletes (Courreyes 189) de la capital entrerriana.

Los interesados en colaborar o sumarse a la iniciativa aportando su tiempo y recurso humano, pueden comunicarse con Casa Solidaria, Emaus y la Asociación Civil Barriletes; o a los teléfonos 154609054 y 156211139.

En Paraná hay 1.000 personas en situación de calle

Julián Jarupki, responsable de Casa Solidaria y coordinador de la campaña Paraná se abriga, ante El Despertador el programa que se emite por Elonce TV reveló: “Según números que se manejan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Paraná, por la cantidad de población se llega al 0.5 por ciento de personas en situación de calle, es decir, más de 1000 personas como mínimo que pasan la noche en las plazas del microcentro de la ciudad, o en los barrios”.

“Otros tantos obtienen recursos mínimos a través de organizaciones estatales y obtienen maderas y chapas con las que construyen una casilla, pero que no cumplen la función de un hogar”, lamentó.

En ese marco, desde Casa Solidaria advirtieron que “el municipio de Paraná no brinda ningún tipo de contención a estas personas; no ha abierto ningún asilo para que estas personas puedan pasar la noche”.

Sin respuestas

En diciembre de 2010, el entonces intendente José Carlos Halle, promulgó la ordenanza que disponía la creación en Paraná del “Programa de Asistencia Integral para Personas en Situación de Calle”. La normativa disponía el abordaje integral en forma inmediata de la persona en situación de crisis, además de la habilitación de un Alojamiento Municipal Transitorio adecuado.

En agosto de 2011, el gobernador Urribarri firmó un decreto por el cual declaró “de Interés Gubernamental” al proyecto Casa Solidaria e instruyó al Ministerio de Desarrollo Social para que realice las acciones pertinentes con el fin de poner en marcha el dispositivo.

En 2014, la Municipalidad de Paraná abrió un albergue ubicado en calle Carbó 945, para alojar a todas aquellas personas que no tienen donde pernoctar ante la llegada del frío. Pero las bajas temperaturas ya llegaron y el lugar aún no abrió sus puertas.

“Siempre hemos luchado por un lugar que este abierto todo el año, pero no hemos tenido respuesta alguna”, denunció Casa Solidaria. “Por un casa que este abierta todo el año y destinada incluso a niños y adolescentes, que por estar bajo esa situación, pueden ser separados de sus padres”, advirtió la entidad.

El programa Paraná se abriga, pretende ir más allá de la frazada o el abrigo, va por un lugar integral que aborde la problemática con trabajo territorial y llegando a cada una de estas personas, publicó El Once.

(La Nota digital)

Anuncios