Ya se celebraron 61 matrimonios igualitarios en Entre Ríos

Hubo festejos en Paraná al cumplirse cinco años de la sanción de la ley que reconoció derechos: los matrimonios entre personas del mismo sexo. Dicen que la norma otorgó igualdad jurídica, aunque creen que resta la igualdad social.

El 15 de julio de 2010 Argentina se convirtió en el décimo país del mundo en garantizar el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.
La sanción de esa ley permitió dar igualdad jurídica a una porción de la sociedad que hasta entonces no la tenía, aunque por delante es lo que resta es que alcancen una igualdad social.
Desde la sanción de esa ley y hasta 2015, según datos del Registro del Estado Civil de las Personas de Entre Ríos, se han celebrado 61 matrimonios igualitarios en la provincia, y en lo que va de 2015, se han casado 5 nuevas parejas.
Cuando se sancionó la Ley de Matrimonio Igualitario, en julio de 2010, la secretaria de Cultura de la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) Renata Galarza, estaba frente al Congreso de la Nación, acompañando a una pareja de amigos, y sintió lo que muchos: la emoción por ese avance social.

“Cuando se aprobó la Ley de Matrimonio Igualitario, estaba frente al Congreso, en Buenos Aires. Pude ver y escuchar cómo se fue dando la votación y celebrar junto a miles de personas, junto a muchísimas familias”, contó ayer en Facebook. “Pude ver y sentir cómo se fue haciendo visible ese cambio cultural y el desafío que significaba para nosotros, trabajadores de la educación, para la escuela”, agregó.
En diálogo con El Diario, la docente dijo de igual modo que, aún con los beneficios que supuso la sanción de la ley, “todavía falta mucho. Y falta muchísimo más en la escuela, porque la Ley de Educación Sexual es materia pendiente. No se da en todas las escuelas, y no todos los docentes están capacitados. La educación sexual se da en algunas escuelas solamente, pero no hay una política para el conjunto”.

Soledad Henares, del Foro de la Diversidad Sexual, entiendió que “hay que pensar la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario como un logro de toda la sociedad, que, es verdad, nos permitió dar un gran paso y que significó el reconocimiento de derechos y terminar con tanta discriminación. No es solamente celebrar la sanción de una ley, sino lo que significó la sanción de esa ley en la igualdad de derecho para muchas personas. Además, generó un debate en estos cinco años en los que hemos conquistado muchos más derechos, como la Ley de Identidad de Género y la Ley de Fertilización Asistida. Todos esos logros fueron producto del debate social que se dio”, señaló.

A futuro, aseveró, “lo que falta es seguir trabajando en este cambio cultural y social, que lleva más tiempo. Por ahí, los cambios culturales y sociales tardan un poco más, pero hay que seguir trabajando, informando, concientizando, visibilizando la diversidad que hay en la sociedad. Todo el mundo debe saber que existen diferentes formas de amar”.

En el haber. El 22 de junio de 2003 la Legislatura de Entre Ríos sancionó la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y Educación Sexual, que en su artículo 4º estableció que el “Consejo General de Educación diseñará e implementará políticas de educación sexual y garantizará recursos, financiamiento y formación docente. El Estado provincial impulsará la formación académica en sexualidad humana en la educación superior y universitaria y simultáneamente la capacitación de los profesionales en ejercicio. Se incluirá tanto en las políticas de educación sexual como en la capacitación y formación en los diferentes niveles educativos la perspectiva de las relaciones de género”.

Doce años después, la educación sexual es todavía materia pendiente en el sistema educativo entrerriano. No todas las escuelas dictan educación sexual, no todos los docentes están formados en educación sexual, dijo Galarza.
El pensamiento lo comparte Henares, que sostiene que “lo más difícil tiene que ver con la educación en las escuelas. Eso es algo que nos está costando mucho. Si bien hay una Ley de Educación Sexual, no se dicta en todas las escuelas, y eso es algo sobre lo que tenemos que trabajar mucho. Ahora se conformó el Consejo Municipal de la Diversidad Sexual y esperamos poder trabajar desde ahí para poder implementar la educación sexual”.

La titular de la delegación local del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), Lucy Grimalt, entendió que la sanción de la ley supuso un avance “fundamental para lograr igualdad jurídica, para visibilizar una situación que ya existía, porque había una parte de la sociedad que estaba oculta, sumida el dolor. Conseguida esa igualdad jurídica, ahora en lo que estamos transitando es en lograr una igualdad social”.
En ese marco, dijo que “hoy el trabajo está en romper prejuicios y estigmatizaciones. Pero lo importante es que la ley forma parte de la agenda política y social de todos los gobiernos. Hoy las instituciones del Estado tienen políticas específicas en este sentido, con programas de sensibilización”.

En opinión de la titular de Inadi, “ahora estamos en un proceso de igualdad social, y estamos trabajando para eso. Es el compromiso que tenemos. Ya no hay tantos casos que atender de situaciones de discriminación, y en los distintos ámbitos se respetan los derechos de todas las personas. Y por delante está el avance sustancial que vamos a tener con la reforma del Código Civil”.

Celebración

El aniversario de la Ley de Matrimonio Igualitario fue celebrado anoche con un brindis en un bar céntrico de la ciudad. La convocatoria fue lanzada por el Foro de la Diversidad, Aquelarre Diversidad y Red Diversa Positiva. Fue un encuentro “para pasar un hermoso momento junto a amigos, familia, activistas, compañeros, y personas que se quieran sumar para recordar, celebrar y darnos este momento de encontrarnos que todos nos merecemos, todos hemos sido parte de estos logros y tenemos que celebrarlo”, contaron los organizadores.

(La Nota digital)

Anuncios