La aceitera de Bajada Grande pagó los sueldos adeudados y vuelve a funcionar

La Aceitera del Litoral S.A. selló un acuerdo con los trabajadores. Un fideicomiso avalará a la empresa en un financiamiento por 1,3 millones de pesos para cubrir el costo laboral y retomar la producción en 20 días. Los nuevos administradores de la aceitera de Bajada Grande firmaron con los 36 obreros de la planta un acuerdo laboral en la sede del Ministerio de Trabajo de Entre Ríos de Paraná. La ahora denominada Aceitera del Litoral S.A. a nombre de Jorge Augusto Simmermacher, se compromete al pago de los salarios caídos con un convenio que fue consensuado por las partes.

aceitera litoral despidos 3

Además, luego del financiamiento logrado gracias a gestiones de Entre Ríos Valores SA y Entre Ríos Fiduciaria SA, se adelantó el pago de los haberes del mes de septiembre. Estas dos empresas subsidiarias de la Bolsa de Comercio de Entre Ríos lograron reunir un aval de $4.5 millones por el cual la firma obtuvo un financiamiento por $1,3 millones.

De esta manera, se espera generar confianza en la plantilla de recursos humanos y hoy mismo volver a las actividades para poner a la planta en marcha para empezar a producir en 20 días, según las expectativas de los administradores.

Rubén Roullier, aseguró a El Diario: “El dinero fue transferido a los trabajadores y se abonó el mes de septiembre por adelantado, y a partir de la última semana de este mes que comienza se comenzará a pagar la deuda de los salarios atrasados. Desde mañana (por hoy) el personal ya volverá a trabajar a la planta y se la pondrá en valor recuperando la limpieza, el proceso productivo y la maquinaria para dejar todo listo para cuando podamos volver a producir”, aseguró el representante de Aceitera Bajada Grande SA, tal la nueva denominación de la compañía ubicada en el barrio del oeste de la ciudad.

El gerente aseguró que las máquinas están en orden ya que hicieron un relevamiento que dio positivo sobre el estado de las mismas.

Dice Roulier que la expectativa es que en 20 días vuelvan a producir alimento balanceado para peces o cerdos en base a soja con un 44% de proteínas y sólo posee un 5% de retenciones de acuerdo a las recientes normativas del Ministerio de Economía.

“La idea es comercializarlo en bolsas de 40 kilos a Chile o Vietnam, y otros países del sudeste asiático. Es un producto de calidad que se usa para salmones en Chile y que sale directamente como liners (en bolsas) o bien en contenedores para el resto del mundo, donde hay mucha demanda”, expresó el empresario. La nueva gestión seguirá, según expresaron, utilizando los servicios de comercio exterior de Aquiles Arús y la idea es mantener la salida por el Puerto de Buenos Aires. Este producto, conocido también como torta de soja, se cotiza como un commoditie (es decir que el precio es fijado por el mercado internacional) y en Chicago está cotizando algo más de 380 dólares, algunos dólares por encima de la cotización de la soja.

“La planta vuelve a ser funcional porque en septiembre volvió a disponerse un nuevo cuadro de retenciones desde Economía de la Nación y eso nos vuelve a poner competitivos con respecto a los derechos de exportación. Eso nos permite volver a colocar el producto en el mundo. Tenemos la demanda que duplica la producción, y ahora estamos hablando con corredores y acopios para ver si podemos aportar materia prima lo más rápido posible para volver a producir”, reseñó Roullier, quien se mantiene optimista con buenas perspectivas sobre el futuro.

“Si no fuera optimista me hubiese quedado en mi casa. Es un contexto raro en el país como en el mundo, pero el nuestro es un producto con muchísima demanda que las grandes empresas no abastecen y queda para las aceiteras Pymes que lo ven como buen negocio en el mundo y especialmente los países de la región”, concluyó el empresario.

Acuerdo

El acuerdo con la Bolsa de Comercio de Entre Ríos incluye la estructuración del fideicomiso de garantía que estuvo a cargo de Entre Ríos Fiduciaria por $4,5 millones, en tanto que Entre Ríos Valores logró el financiamiento administrativo que la empresa decidió que permita el pago de salarios adelantado por $1,3 millones y, además, estará a cargo del tercerización administrativa. Es la primera vez que la Bolsa de Comercio realiza este esquema que en definitiva es un salvataje productivo para una empresa con anclaje local. Esta prestación de servicio y la asistencia para estructurar jurídicamente una solución financiera resulta novedosa para la región.

(La Nota digital)

Anuncios