Concedieron la excarcelación al represor que secuestró a Papetti

El ex militar Gonzalo Jaime López Belsue quedará en libertad, aunque continuará vinculado a la causa en la que se investiga el secuestro y desaparición del soldado Jorge Emilio Papetti. López Belsué tiene 68 años y está imputado en la denominada causa Área Paraná II. Según se informó, el juez Leandro Ríos argumentó su decisión, fundamentalmente, en el delicado estado de salud que presenta el represor. A la vez, se fijó una caución real de 500.000 pesos para concederle la excarcelación, que deberá efectivizarse a través de un depósito u ofreciendo bienes por el mismo importe.

Concedieron la excarcelación al represor que secuestró a Papetti

Como dice el dicho, tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. De tanto insistir, el represor acusado por el secuestro y desaparición del soldado conscripto Jorge Emilio Papetti consiguió la excarcelación, informó este martes Página Judicial.

Se trata de Gonzalo Jaime López Belsue, ex militar de 68 años, imputado en la denominada causa Área Paraná II, en su caso por la desaparición del soldado Papetti, secuestrado el 16 de marzo de 1977 en el Regimiento de Concordia.

El juez federal Leandro Ríos le concedió la excarcelación, que se efectivizará una vez que el represor haga efectivo un depósito de 500.000 pesos u ofrezca bienes por el mismo importe para cubrir una caución real. Así lo dispuso el magistrado en una resolución fechada el 4 de septiembre pasado en la que también obliga a López Belsue a presentarse cada quince días ante la delegación de la Policía Federal más próxima a su domicilio, le impide salir del país y establece que no podrá ausentarse de su domicilio por más de tres días sin autorización judicial.

La medida había sido solicitada por los abogados Luis Fernando Velasco y Santiago Carubia -hijo del vocal del Superior Tribunal de Justicia- a poco de que se cumplieran tres años de la detención del ex militar.

El magistrado fundamentó su decisión, fundamentalmente, en el delicado estado de salud que presenta el represor, ya que en los tres años que lleva privado de la libertad fue operado en dos ocasiones, se le extirpó un riñón y padece un cuadro agudo de hipertensión arterial; también señaló el comportamiento que ha tenido a lo largo del proceso (no ha planteado chicanas dilatorias ni buscó entorpecer la investigación) y que tiene arraigo familiar.

López Belsue fue detenido el 30 de agosto de 2012, en el marco de la denominada causa Área Paraná II, en la que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en 1976 y 1977. En su caso, está procesado por la privación ilegítima de la libertad, imposición de vejaciones, severidades y/o apremios ilegales y aplicación de tormentos en perjuicio del soldado Papetti, Ramón Rogelio Ayala y Jorge Martín Ramírez, secuestrados en marzo de 1977 en Concordia, torturados en el Regimiento de Caballería de Tiradores Blindados 6 “Blandengues” y luego trasladados a Paraná, donde el conscripto habría fallecido durante una sesión de tormentos en la unidad familiar de la cárcel.

En los tres años que estuvo detenido, López Belsue permaneció alojado alternativamente entre la Unidad Penal Número 1 de Paraná, en el Hospital Militar Central “Cosme Argerich” y en el complejo penitenciario de Ezeiza. Hasta que en julio del año pasado recibió el beneficio del arresto domiciliario, en un coqueto departamento del sexto piso de la calle Scalabrini Ortiz 2783, en la Ciudad de Buenos Aires.

En el tiempo que lleva detenido debió ser operado en dos ocasiones, se le generó una enfermedad renal permanente -a raíz de un carcinoma renal que motivó la extirpación de un riñón-, perdió siete kilos y presenta un cuadro de hipertensión arterial.

Un informe elaborado por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, fechado el 13 de diciembre de 2013, señala que López Belsue “posee patología múltiple, consistente en carcinoma renal de células tratado quirúrgicamente, quiste de polo superior de riñón derecho, calcificaciones prostáticas de lóbulo izquierdo, artropatía múltiple imagen nodular en lóbulo inferior de pulmón derecho, cardiopatía coronaria, hipertensión arterial, dislipemia y enfermedad renal crónica”. A raíz de ese cuadro, los médicos aconsejaban “evitar tareas que supongan un esfuerzo físico excesivo como así también cambios bruscos de la temperatura” y que “resultaría conveniente además que realice caminatas diarias (…) Asimismo debe tener una ingesta líquida y una dieta apropiados para su condición de monorreno”.

Esa condición fue la que motivó hace un año la prisión domiciliaria y fue determinante para que el juez decidiera hace unos días concederle la excarcelación. El juez Ríos dispuso, además, notificar personalmente a López Belsue de la novedad, por lo que el represor sería trasladado en las próximas horas a Paraná.

(La Nota digital)