Piden entre 25 años y perpetua a represores por delitos en Paraná

En el pedido, en el marco de la causa Área Paraná, fiscales y querellantes solicitaron prisión perpetua para el ex policía federal Cosme Demonte y para el ex militar de Ejército, Jorge Humberto Appiani.

Piden entre 25 años y perpetua a represores por delitos en Paraná

Siete represores recibieron el pedido de penas que van desde los 25 años de prisión a cadena perpetua, acusados de desapariciones forzadas y otros delitos de lesa humanidad cometidos contra 52 personas durante la última dictadura en Paraná, capital de Entre Ríos, consignó Tiempo Argentino.

En el pedido, en el marco de la causa Área Paraná, fiscales y querellantes solicitaron prisión perpetua para el ex policía federal Cosme Demonte y para el ex militar de Ejército, Jorge Humberto Appiani.

Las penas de 25 años de cárcel fueron pedidas para el ex médico de los Institutos Penales, Hugo Mario Moyano; para el ex director de la cárcel de Paraná, suboficial José Anselmo Appelhans; la ex directora de la cárcel de mujeres de la capital entrerriana, Rosa Susana Bidinost, y para los ex militares Alberto Rivas y Oscar Ramón Obaid.

La causa se desarrolla por escrito y sin audiencias públicas, según el viejo Código Penal, con excepción de las testimoniales de 2014 que fueron públicas por decisión el juez Leandro Ríos, luego de un pedido de familiares y víctimas de la represión.

En la causa Área Paraná se investigan delitos contra 52 víctimas y las desapariciones de Pedro Sobko, Victorio Erbetta, Claudio Fink, Carlos Fernández y Juan Alberto Osuna.

El ex policía federal Cosme Demonte está acusado de asesinar en la vía pública a Sobko, y el abogado y ex militar Jorge Appiani de hacer firmar a los presos políticos las declaraciones incriminatorias arrancadas bajo tortura en los centros de detención.

Al médico Moyano se lo acusa de controlar el estado de las víctimas durante las sesiones de tortura; y a Appelhans, Bidinost, Rivas y Obaid de aplicar toda clase de tormentos a los detenidos.

La causa Área Paraná se inició con la recuperación democrática y fue interrumpida con la sanción de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, en 1987.

La anulación de esas normativas en 2003 permitió que se retomara la investigación, aunque sufrió permanente dilaciones por los reclamos presentados por los abogados defensores de los imputados, que han extendido el proceso por un lapso superior a los 10 años.

La Multisectorial de Derechos Humanos, víctimas, querellantes reclamaron reiteradamente a la justicia federal local el aceleramiento de la causa y que las audiencias se realicen de manera oral y pública y no por el viejo sistema, como venía ocurriendo.

Esta causa tuvo 21 imputados pero, por el paso del tiempo, la mayoría de ellos ya murieron o fueron apartados por demencia senil y otras enfermedades.

Rechazo a un pedido de Graffigna

La Sala Cuarta de la Cámara Federal de Casación Penal declaró “inadmisible” un recurso presentado por la defensa del procesado brigadier general Omar Domingo Rubens Graffigna, comandante de la segunda junta militar de la dictadura, contra la resolución de ese mismo tribunal que había rechazado una “excepción por falta de jurisdicción”.

Los camaristas Mariano Borinsky y Gustavo Hornos coincidieron en que “la decisión que confirmó el rechazo de la excepción de falta de jurisdicción no es sentencia definitiva ni equiparable a tal en los términos del artículo 14 de la ley 48, máxime teniendo en cuenta que la inadmisibilidad de los recursos locales no justifica -en virtud de la carácter fáctico y procesal de las cuestiones que suscitan- la apertura de la instancia extraordinaria”.

Graffigna fue procesado, con prisión preventiva, por el juez federal Daniel Rafecas por delitos de lesa humanidad contra prisioneros que se hallaban ilegalmente privados de su libertad en el centro clandestino de detención y torturas “Virrey Cevallos”, en una medida que también alcanzó a dos agentes civiles de inteligencia (PCI) que actuaron para la Fuerza Aérea durante la dictadura.

(La Nota digital)