Enriquecimiento ilícito: Taleb se defendió de las acusaciones

El ex senador y embajador en Cuba, en su defensa ante el Tribunal que lo juzga, dio detalles de los cargos que ocupó en la Administración Pública y los montos que percibió. También apuntó a una “campaña de desprestigio”.

El ex legislador Raúl Taleb comenzó a ser juzgado hoy por el delito de enriquecimiento ilícito de funcionario público. Se le atribuyen 17 hechos ocurridos entre 1991 y 2003, período durante el cual se desempeñó como diputado provincial, cuando “produjo un enriquecimiento patrimonial apreciable que no se condice con los haberes percibidos en el ejercicio de dicho cargo público”.

En su defensa, el ex funcionario provincial dijo al Tribunal que “le llamó la atención” que la acusación por enriquecimiento ilícito no tuvo en cuenta su desempeño en la Administración Pública durante el período previo a la denuncia por la que se lo investiga desde hace 10 años.

“Pareciera que yo hubiese nacido en 1991 de un repollo”

El acusado dio detalles de los cargos que ocupó en el gobierno provincial y otras actividades que realizó.

“Desde el 87 al 91 fui asesor de la Cámara de Diputados, y en expediente constan las remuneraciones que percibí”, indicó. “El sueldo de un asesor es equivalente al 65% del salario de diputado, y en ese momento, el sueldo de un diputado estaba equiparado con el de un juez miembro del STJ”.

“Además, con anterioridad había desarrollado la tarea docente. Provengo de una familia no adinerada pero de una clase media acomodada, y esto no ha sido tenido en cuenta”, se defendió Taleb, al tiempo que reprochó: “Parece que para los acusadores, yo arranco de cero”.

El ex embajador dijo que “el procesamiento le acarreó problemas psicofísicos que demandaron atención medica”.

Campaña de desprestigio

La causa por la que se juzga a Taleb se inició a partir de la denuncia del ex diputado nacional radical, también diamantino, Rodolfo Miguel Parente. Por lo que ante los magistrados, el acusado pretendió dar su versión respecto al comienzo de la acusación.

“En el microclima de una pequeña ciudad como la de Diamante, existe un bipartidismo de antaño entre el radicalismo y el justicialismo, y prácticamente dos familias se disputaban como los Montesco y los Capuleto, el liderazgo de un único partido entre los Taleb y los Parente”.

Más adelante, argumentó que “para ser candidato a diputados por mi ciudad, debemos ir a internas donde vota el 50% del padrón que vota en la elección general, y con los votos que tenía, con un poco más, se ganaba la intendencia de Diamante”.

“Cuando fui senador, esta denuncia fue utilizada como campaña de desprestigio”

Ante los magistrados, el ex funcionario entrerriano juzgado por enriquecimiento ilícito, aseguró: “Sentí con orgullo haber representado a la Argentina ante la República de Cuba, fue una de las experiencias políticas más importantes, pero también haber representado al pueblo de la provincia tres veces”.

Fuente: ElOnce TV

(La Nota digital)

Anuncios