Macri no habló de los desmontes

Miriam Cuenca.

En la conferencia de prensa, sí habló de “dragar el río” para que las barcazas puedan transportar soja y arroz por el río Paraná.

AGRONEGOCIOS

En marzo de 2015 Greenpeace advirtió que a causa del “boom sojero” varias provincias argentinas perdieron gran parte de sus bosques nativos originales por el avance descontrolado de la frontera agropecuaria, lo que las hizo mucho más vulnerables a las intensas precipitaciones.

“Los bosques son nuestro paraguas y esponja natural, por lo tanto más desmontes es sinónimo de más inundaciones. Es necesario que tanto gobiernos como empresas cumplan en forma estricta la Ley de Bosques”, afirmó esa vez Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Ley de Bosques

Cabe recordar que la Mesa de Enlace de Entre Ríos se opuso sistemáticamente a la aplicación efectiva de la Ley de Bosques y la Ley de Fumigaciones practicando un intenso lobby en las cámaras de diputados y senadores.

En los departamentos Feliciano, Federal y La Paz, el ataque al monte nativo en la última década fue criminal: ONG’s provinciales dedicadas al tema han denunciado reiteradamente la connivencia entre los empresarios ruralistas y el Estado.

En 2009, Paulo Pérez Lindo, guardafauna del departamento Federal reclamó junto a otros compañeros/as de trabajo, la renuncia del secretario de la Producción y del responsable del cuidado de Montes Nativos.

“Entre Ríos apostó en los últimos 20 años al modelo sojero y simplificador del uso de la tierra, devastador de la diversidad biológica, en montes y ríos, con un claro impacto hídrico” J. D.

“Si no se toma en serio el proceso de cambio climático y si se continúa con la expansión de la frontera agrícola, los escenarios catastróficos serán aún más incontenibles”, alertó Jorge Daneri, de la ONG M’Biguá.

(La Nota digital)

Anuncios