Más de un centenar de personas se concentró frente a la sede del gremio y marchó luego a la empresa, en calle San Juan. Denuncian 44 despidos en los últimos 3 días.

Por L. A.

Más de un centenar de manifestantes denunció 44 despidos en los últimos tres días por parte de la empresa Cemyc que tiene varias obras contratadas por el Estado en Paraná y en el interior de la provincia.

Los trabajadores afectados, delegados y referentes de la Uocra rechazaron que la demora en los pagos del Estado pueda justificar la cesantía de empleados.

“Si el gobierno no libera los pagos es otro tema. No puede ser que siempre paguemos los platos rotos los trabajadores”, reclamó Martín Leiva, de la delegación Paraná de Uocra. “Nosotros no somos intermediarios entre la empresa y el Estado. La empresa tiene espalda para afrontar esta situación pero prefirió despedir, mandar los telegramas sin ningún miramiento”.

El dirigente sindical explicó que la empresa Cemyc tiene ocho frentes de obra, entre otras en escuela como la Escuela Antequeda, Escuela Rivadavia, la Escuela Terán, en Escuela Hogar. También tiene trabajos en el Hospital San Martín, obras en Victoria y en Pueblo Racedo.

“Marchamos a la empresa. Nosotros no tenemos nada que ver. Y ahora estamos acompañando a los compañeros despedidos que tienen familia, tienen responsabilidad. La mayoría se empeñó comprando un televisor, una heladera y hoy se encuentra que no tiene trabajo”, lamentó Leiva que se ocupó en marcar que la empresa “despidió sin vueltas, sin aviso. No les importó nada, mandó los telegramas sin avisar al gremio, sin conversar, despidió un compañero con chicos discapacitados”.

Advirtió que “se comenta que va a haber 38 despidos más” de parte de esta empresa que “ya el año pasado echó 180 personas de los cuales la mayoría está desocupado”.

(La Nota digital)

Anuncios