Siete son las personas que acusan al cura Justo José Ilarraz por graves hechos en el Seminario Arquidiocesano de Paraná, mientras ocupó el cargo de prefecto de disciplina entre 1985 y 1993.

ilarraz-abogado-urrutia
Foto. Entre Ríos Ahora

En esa causa el sacerdote ya está procesado y a punto de ir a juicio oral, incluso se acaba de conformar el tribunal y sólo resta que se fijen las fechas de las audiencias. Pero en este punto, tres víctimas de las cuatro que representaba Milton Urrutia decidieron cambiar de abogado. La determinación está directamente relacionada a la defensa que hace el letrado del cura Juan Diego Escobar Gaviria.

De las siete víctimas, cuatro eran representadas por Urrutia; una por Rosario Romero, otra por Marcos Rodríguez Allende y una séptima que no designó representación y se maneja directamente con el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull. Pero ahora tres víctimas resolvieron que Urrutia deje de representarlos y firmaron un poder para que esa tarea la asuma la abogada Rosario Romero.

La decisión está directamente ligada con la determinación de Urrutia de asumir la defensa de otro cura acusado de abuso: Juan Diego Escobar Gaviria, expárroco de San Lucas Evangelista, de Lucas González. El propio Escobar Gaviria fue quien contrató a Urrutia que, de ese modo, quedó en una llamativa posición: querellante en una causa por abuso con Ilarraz como denunciado; y defensor en otra causa por abuso, en este caso su cliente es el colombiano Escobar Gaviria.

Tres víctimas denunciaron en la Justicia a Escobar Gaviria, y eso motivó que el arzobispo Juan Alberto Puiggari decidiera suspenderlo en el ejercicio del sacerdocio a partir del 27 de octubre último, y además lo apartó de la atención pastoral de Lucas González. Los hechos ocurrieron mientras las víctimas oficiaban como monaguillos en la Parroquia San Lucas Evangelista. Urrutia cree en la inocencia del cura y asumió su defensa.

Esa decisión motivó que tres de las cuatro víctimas que representaba en la causa Ilarraz optasen por acudir ante la abogada Rosario Romero y pedir que los represente. “Queremos tomar distancia del caso Escobar Gaviria, que no se mezcle todo”, explicó una de las víctimas. Este jueves por la tarde protocolizaron el cambio de representación legal.

(La Nota digital)

Anuncios