Se estima que en las mil hectáreas arandaneras de la región quedaron “alrededor de 2 millones de kilos sin cosechar”.

El presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (APAMA), Omar Chiarello lamentó que – a pesar de tener un volumen “excelente” en la región – otros países “competidores y con un costo menor”, hicieron caer el precio de la fruta por sobre-oferta. “En Argentina y en algunos casos, se han tenido que dejar variedades sin cosechar”, agregó. Desde el sector estimaron que en las mil hectáreas arandaneras de la región, quedaron “alrededor de 2 millones de kilos sin cosechar”.
La temporada venía bien para los productores locales, por el clima como las condiciones generales del arándano. Sin embargo, se cerró no de la mejor manera, registró Diario Río Uruguay.

“Todavía estamos analizando las causas”, reconoció el dirigente. Mencionando que Tucumán, “ha venido muy bien, desde el punto climático y productivo”, y ha exportado volúmenes importantes, alrededor del 20 de octubre.

“Indudablemente tendremos que hacer autocrítica y analizar”

Chiarello reconoció ciertas astucias comerciales por parte de algunos países que participaron del Congreso Mundial del Arándano, que se realizó en Concordia, y que no “quisieron decir realmente sus volúmenes de producción, sino los envíos se hubieran programado de otra forma”.

“Este es un aprendizaje, que lamentablemente cuesta dinero”, expresó; no sin reconocer que tal situación ha repercutido en la mano de obra del sector.

“Justamente en el congreso estimábamos que el mercado americano – el principal comprador – estaba creciendo en su poder de consumo. Ahora, por qué ese 12 por ciento no palió la situación de la mayor oferta, no lo sé”.

En ese marco, se estima que en las mil hectáreas arandaneras de la región, quedaron “alrededor de 2 millones de kilos sin cosechar”.

arandanos-concordia

(La Nota digital)

Anuncios