Empresa constructora despidió a 100 trabajadores porque Nación no envía fondos

La empresa constructora Traza Sociedad Anónima de Concepción del Uruguay, una de las firmas del grupo Pietroboni, anunció que se vio “obligada” a despedir a 100 trabajadores de la construcción durante 2016 y principios de 2017.

Mauro Pietroboni, titular de Traza, dijo que tomaron la decisión por el atraso en el envío de fondos nacionales destinados a la construcción de viviendas, desde octubre del año que concluyó. Ante esta situación, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), pidió la intervención de la secretaría de Trabajo a cargo de Oscar Balla y los trabajadores se declararon en estado de asamblea.

Según dio a conocer Mauro Pietroboni a diario La Calle, al no tener repuestas por parte del gobierno que encabeza Mauricio Macri, la empresa no podía afrontar los salarios de sus empleados y resolvió cortar el hilo por lo más delgado, enviando la brutal noticia este lunes 16 de enero. El telegrama de despido llegó a 55 trabajadores este lunes. Pero se llega a un total de 100 despedidos con un acumulativo de 2016.

La empresa es una de las constructoras más importantes de la región, y desde hace décadas una de las grandes beneficiarias de la obra pública en Entre Ríos.

La constructora Traza es una sociedad integrada por CIMPRO S.A. y por Lemiro Pietroboni S.A., ambas son parte del grupo Pietroboni, que según el fallecido propietario, tenía en junio más de 500 empleados. El extinto empresario se hizo célebre en el país poco tiempo antes de su deceso, al afirmar en una entrevista que Lázaro Báez era un “delincuente”, que el kirchnerismo había estructurado un sistema de corrupción e incluso que a él lo presionaban para que no se presentara a licitaciones que ya estaban arregladas para las empresas de Báez.

El empresario también había reconocido que en la Argentina la coima en la obra pública es del 15 por ciento, a lo que consideró excesivo y comparó con otros países donde esas comisiones (cuya existencia no cuestionaba: dijo que son “una condición del mercado”) rondan el 3 por ciento.

UOCRA PREOCUPADA

El secretario general de UOCRA, Walter Doronzoro, pidió la intervención de la secretaría de Trabajo, a cargo de Oscar Balla, tras la decisión de la empresa Traza SA de despedir trabajadores este lunes. En diálogo con la agencia APF, el dirigente se mostró “indignado” por la medida que consideró “arbitraria e irresponsable”.

Doronzoro cargó directamente contra la empresa Traza SA, de Mauro Pietroboni por el despido de los trabajadores. “Ha tenido una actitud irresponsable ante la necesidad y la situación que viven los compañeros de Concepción del Uruguay”, sostuvo y explicó: “No son 100 los despedidos, sino que hubo un acumulativo de 2016, pero ayer fueron 55 telegramas que mandaron en una obra que está ejecutándose en Concepción del Uruguay”.

El titular de UOCRA pidió este lunes la intervención de la Secretaría de Trabajo de la provincia “para que convoque a una audiencia urgente”.

En tanto este martes, los trabajadores que permanecen en la obra se declararon en estado de asamblea. “Pedimos que deje sin efecto estos 55 despidos, rechazamos de plano esta actitud”, afirmó Doronzoro y precisó que los obreros “somos empleados de las empresas constructoras, más allá de que ellos aducen problemas financieros por atrasos” en las partidas de la Nación.

El dirigente informó, además, que previamente se venían realizando trámites en conjunto para destrabar el envío de fondos. “UOCRA integra, a través de una resolución N°32 del Ministerio de Obras Públicas que conduce Rogelio Frigerio, junto con la Cámara y el Estado una comisión de seguimiento. Esto llevó a que la semana pasada le informara al titular del Instituto Autárquico Provincial de la Vivienda (IAPV), Alfredo Francolini, que habíamos hecho gestiones porque no se estaban mandando las partidas, pero que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, estaba firmando para que se puedan liberar las órdenes de pago en Economía”.

(La Nota digital)

Anuncios