Pobladores de Puerto Curtiembre y alrededores cortaron la Ruta 12

Antes se manifestaron en el camino de ingreso al pueblo.

El año pasado parecía que se comenzaba a solucionar el problema, pero sin embargo lo que ocurrió es lo que venía pasando: se abandonó la iniciativa y Puerto Curtiembre se aisla de la provincia cada vez que llueve porque el tramo de 20 kilómetros que lo comunica con Cerrito queda abnegado. Productores y vecinos de la zona están cansados de la falta de cumplimiento a las promesas que tuvieron su pico máximo con la doble presencia de Sergio Urribarri, entonces gobernador, prometiendo en una escuelita rural el pavimento para el camino.

Esta semana volvió a ser noticia ante las intensas lluvias y la rotura de la camioneta de la Policía de Entre Ríos que tiene seccional allí, motivo por el cual las fuerzas de seguridad quedaron aisladas tal como le pasa al pueblo. La inseguridad del camino y la pérdida de productividad de la zona son las máximas consecuencias. A modo de ejemplo, los tambos de los alrededores pierden a diario las mercaderías porque los camiones no pueden pasar con normalidad puesto que el camino debe sentir varios días seguidos el sol para que sea transitable. Lo mismo pasa con los camiones que trasladan el alimento balanceado para los pollos, donde aparecieron en reiteradas ocasiones canibalismo entre los animales.

puerto-curtiembre
Foto: DPV

Es por esto que este miércoles, los vecinos hartos de la situación, decidieron manifestarse en dos lugares distintos: primero fueron al costado del camino que sigue intransitable. Luego, cortaron la Ruta Nº 12 alrededor de 50 personas. La comunidad integrada por vecinos y productores encontraron en esta forma la manera de visibilizar un problema que las autoridades actuales parecen desconocer.

Pero no es así: el año pasado, tras la publicación de la Revista Análisis en una de sus ediciones de septiembre, Dirección Provincial de Vialidad (DPV) mandó camiones a comenzar el ensanche del camino. Esto era el paso previo para un nuevo embrozado que nunca llegó. El pavimento, mucho menos.

Curioso es que para realizar la colocación de la broza todo hace indicar que es una simple falta de voluntad por las autoridades, puesto que los propios productores ofrecieron las piedras necesarias de sus campos para realizar el trabajo. Sin embargo, nunca sucedió y quedo ensanchado pero de tierra. Mientras tanto, cada lluvia deteriora más el camino y deja aislado a la población.

(La Nota digital)

Anuncios