Paty Richardet.

Con la decisión inconstitucional de aplicar el 2×1 a los responsables de delitos de Lesa Humanidad la nueva mayoría automática en el máximo tribunal del ya poco creíble y cada vez más cuestionado poder judicial, empuja el desbarranque institucional del gobierno de Macri Blanco Villegas y el empressariado pro oligárquico e imperialista de los CEO.
Rechazo y repudio en todo el país y en los estamentos defensores de los DDHH en toda América y el mundo.
Asumimos declaraciones de Estela de Carlotto como propias.
Insistimos en dar batalla en todos los frentes y la necesidad de plantear el juicio político a estos tres testaferros judiciales por basarse en los alcances de una ley derogada ( principio de retrogradación y provocar una ruptura en la política de Estado de los DDHH (acordada por los tres poderes de la República) que ha colocado a la Argentina en los lugares más altos en la consideración de los pueblos y gobiernos democráticos del mundo.

(La Nota digital)

Anuncios