Carta Abierta por robos en La Paz

“Ya pasaron dos días, y me siento en la necesidad de decir algo. Hace dos días, delincuentes reventaron las rejas y la puerta de nuestro estudio, nuestro lugar de trabajo, lugar en el que pasamos muchas horas al día haciendo lo que nos gusta y para lo que nos rompimos el lomo estudiando”.

“Hace dos días algo más se rompió más allá de lo material, ya no es lo mismo levantarse e ir a trabajar, porque queda el sabor amargo de no saber con qué nos vamos a encontrar. Hace dos días, estas personas encontraron un dinero que estaba allí por casualidad, y que no era de nuestra propiedad, por lo cual debemos esforzarnos aún más para reponerlo. Desde hace dos días que sólo hay gastos impensados para reparar todo lo que rompieron, y hay también mucho miedo por saber cómo se sigue.
Ahora vienen las preguntas: ¿Cómo es posible que nadie haya visto nada, rompieron cuatro puertas en una cuadra, y nadie vio ni escuchó nada? ¿Cómo es posible que la oficina haya quedado abierta a la madrugada y nadie haya visto nada? ¿Cómo es posible que esto suceda en una de las dos calles principales de la ciudad, a casi dos cuadras de tribunales? Las recorridas de la policía, ¿para que sirven si no son capaces de ver una reja reventada con una barreta en plena calle principal? ¿Es necesario que uno deba llegar a las 8:30 para avisarle a la policía de lo que sucedió? La tasa por seguridad ciudadana que cobra el municipio ¿para qué sirve? Si la misma policía nos informa que ninguna de las cámaras está en funcionamiento. Gente, lo que más me alarma es lo siguiente: si esto pasó en pleno centro, en un lugar iluminado y enrejado, ¿Qué queda para los barrios? ¿Qué tenemos que esperar los que vivimos alejados del centro? ¿Qué puede pasar en aquellos lugares donde ni siquiera hay asfalto? Al panorama lo veo muy oscuro si quienes tienen el poder de decisión no son capaces de tomarlas a tiempo.
Queda el asqueroso consuelo de saber que lo que se llevaron es sólo material, y que tenemos la capacidad y las ganas de recuperarlo y devolvérselo a su dueño, y lo vamos a hacer como siempre, trabajando.

Luciana Slavin
Contadora Pública
Mat. 4.190 CPCEER

slavin robo

(La Nota digital)

Anuncios