La censura política y las noticias falsas

Denunciaron que desde abril recibían menos visitas en su portal pues su sitio no aparecía en los resultados de búsqueda de Google.

celulares_0

“Un amplio abanico de sitios de izquierdas, progresistas y que se oponen a la guerra han visto caer su posicionamiento en el tráfico en los meses pasados” *1.

A finales de julio de 2017, World Socialist Web Site -WSWS- denunció que desde abril recibían menos visitas en su portal, pues su sitio no aparecía en los resultados de búsqueda de Google. No era coincidencia. Otros portales de izquierda tampoco están entre los primeros resultados del buscador, reduciendo así su visibilidad.

Le está pasando esto a sitios como: Wikileaks, Alternet, Counterpunch, Global Research, Consortium News y Truthout. El director editorial, David North, de WSWS calificó esto como una censura política.

¿A qué se debe? Un buscador funciona con un algoritmo que examina la información en la Web y le arroja resultados al usuario. El algoritmo de Google contiene una serie de parámetros desconocidos y fijados por la empresa; esto hace que un resultado de una búsqueda pueda aparecer entre los primeros o últimos lugares. En abril de 2017, se anunció cambios en su servicio de búsqueda agregándole parámetros para identificar y no presentar sitios con información falsa y tergiversada.

Google, según Bloomberg News1, trabaja con The Washington Post y The New York Times para determinar qué sitios comparten noticias falsas. Sin embargo, el diario estadounidense fue criticado por promocionar una publicación de un grupo anónimo ProporNot. Este portal presenta informes en donde acusa a 200 sitios de emitir noticias falsas. A pesar de que Washinton Post publicó una nota editorial asegurando que no validaba el informe, 14 de estos sitios acusados en el informe no aparecen entre los primeros resultados de Google y están recibiendo menos visitas direccionadas desde este el buscador.

Se quiere garantizar la calidad de la información que consumen los usuarios. Pero se desconoce cómo catalogan ellos un sitio, a qué características debe responder para ser considerado como engañoso. Ciertamente, los portales con información alternativa están siendo silenciados por ofrecer puntos de vista diferentes.

Por su parte, Wikipedia ataca las noticias falsas creando un portal Wikitribune en donde se ofrecerán noticias verificadas. Será gestionado por periodistas voluntarios y no tendrá publicidad. Con los aportes de la comunidad y el trabajo periodístico se construirán relatos alternativos a las noticias falsas.

Como afirma Javier Tolcachier : “las proclamas constitutivas de las nuevas narraciones incluirán apartados referidos a la participación popular para refundar la democracia, los bienes comunes para acometer nuevos caminos en la economía, la ciudadanía universal y la redefinición del equilibrio medioambiental para evitar la depredación irracional” *2. La única forma de construir discursos alternativos es mediante la participación ciudadana y la democratización de todo tipo de conocimiento.

*1 El nuevo algoritmo de Google limita el acceso a sitios web de izquierdas y progresistas. https://www.wsws.org/es/articles/2017/07/31/goog-j31.html

*2 Javier Tolcachier. Las nuevas narrativas revolucionarias. ALAI. https://www.alainet.org/fr/node/188246

(La Nota digital)

Anuncios