Las comidas agro-industriales

Las mayores enfermedades tienen que ver con comidas agro industriales.

En el programa “Encuentro con Julio Villagrán” la directora para América Latina de Erosión, Tecnología y Concentración – ETC, Silvia Ribeiro, nos informa sobre temas medioambientales y tecnologías dentro del área medio ambiental.

La directora explicó que como organización no gubernamental, se dedican a trabajar en el tema de alimentación, agricultura, transgénicos y biotecnologías. Así como los impactos que estos tiene sobre la salud humana y medio ambiente.

También, Ribeiro se refirió al tema de la alimentación y cómo ha cambiado respecto a la industrialización. “Realmente ha habido todo un cambio para que dejemos de comer natural e iniciemos a comer más industrializado. Además del tema de agrotóxicos, también se pierden muchos nutrientes. Hay 800 billones de hambrientos, pero hay otros 200 mil que tienen problemas de obesidad y esto tiene que ver con el cambio del patrón alimentario”, comentó.

Otro punto que la directora de ETC señaló fue la importancia de la obesidad que se encuentra ligada a los transgénicos. “Una de las cosas que pasan es que el tipo de comida industrial hace que la gente quiera comer más y produce una cierta adicción. Hoy en día la mayor cantidad de muertes son por enfermedades no visibles, obesidad, hipertensión, cáncer”, agregó Ribeiro.

Así mismo se refirió al tema de plagas donde el problema es sobre quién decide qué es una plaga. Ya que asegura que se quiere esparcir en el medio ambiente pesticidas sin ningún control sin conocer qué impacto tendrá dentro de la cadena y ecosistemas.

(La Nota digital)

Anuncios

2 comentarios

  1. […] Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC (Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración), estudia la concentración corporativo del agro desde hace treinta años. “La desaparición del nombre Monsanto es un triunfo de la extendida resistencia popular, de campesinas y campesinos, de ambientalistas y consumidores contra los transgénicos. No es un logro menor. Aunque los transgénicos siguen en mercados, campos y alimentos, hay un rechazo generalizado a éstos. Las trasnacionales, Bayer incluida, no han logrado colonizarnos la mente”, destacó. […]

Los comentarios están cerrados.