Estimad@ diputad@

Este martes 13 de noviembre de 2018 la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación convocó a una reunión plenaria junto a otras comisiones para avanzar en un dictamen sobre la ley de Semillas a fin de que sea tratada en el recinto en la última sesión ordinaria. ENVIALE UN CORREO. Etiqueta #LeyDeSemillas.

Atilio Benedetti ucr botnia
Benedetti, actor central en el debate sobre semillas.

El proyecto en danza tiene como base un sólo acuerdo: generar una ley que limite nuestro derecho básico a guardar semilla, que cercene el libre acceso a la misma, que persiga y criminalice a quienes históricamente han producido y resguardado nuestros alimentos, y promover un sistema legal que permita la apropiación de las semillas por parte de las grandes corporaciones semilleras.

El intento por modificar la ley de semillas ha tenido, además, muchos ribetes judiciales demostrando que además de apelar a la modificación de la Ley de Semillas las corporaciones también buscan utilizar el sistema de patentes para lograr el control sobre las semillas.

Con la ley, el poder politico pretende sellar el reconocimiento de derechos exclusivos a las corporaciones biotecnológicas y semilleras, en desmedro de los derechos de medianos y pequeños agricultores y campesinos, mediante la prohibición del uso propio de las semillas, la criminalización de los productores y productoras, y la restricción irrazonable a los modos y costumbres que gobernaron miles de años a la agricultura en la humanidad.

Así, se busca obtener patentes sobre la vida, algo que nuestra Ley de Patentes expresamente prohíbe, y violar el fin preambular de la Constitución Nacional: el bien común.

La semilla se ha vuelto hoy una importante fuente de poder, fundamental para el control de la agricultura y la generación de ganancias. Pero también base de la biodiversidad del planeta, es el principio de nuestra nutrición y nuestra vida.

Por esto, la Multisectorial se opone a la realización de modificaciones a la Ley vigente en las condiciones actuales, BAJO LOS SIGUIENTES ARGUMENTOS:

1.- El rechazo a toda forma de propiedad intelectual sobre las semillas. Las semillas agrícolas han sido y siguen siendo una creación colectiva de los pueblos y los intentos de apropiación y privatización a través de los derechos de obtentor, patentes o normas de calidad son una amenaza a la soberanía alimentaria de los pueblos. El material genético que contiene es preexistente, y no el resultado de un invento humano. Es por esto, por la historia del trabajo humano que contiene, que no puede ser patentado.

2.- El derecho de nuestros pueblos a nutrirse soberanamente: las semillas son fuentes de alimento y de salud; es por esto por lo que debemos decidir qué plantamos, qué sembramos, con qué nos alimentamos y sanamos nosotros y nuestros hijos.

3.- El derecho sin restricciones al uso propio de la semilla.

4.- Inventario y prioridad de protección y resguardo a las semillas nativas y criollas con los alcances de la ley 27.118

5.- La preservación de la biodiversidad de nuestros territorios.

6.- El resguardo, defensa y libre circulación de las semillas nativas y criollas.

​7.- La participación decisiva de las organizaciones campesinas, de agricultura familiar y pueblos originarios en todas las instancias que intervengan en la producción agrícola de nuestro país.

8.- El reconocimiento del rol de las mujeres en la reproducción y cuidado de nuestras semillas frente a la omnipresente voz masculina y patriarcal del agronegocio.

9.- Cumplimiento con el artículo 20 de la Ley General de Ambiente (N° 25.675) que obliga a las autoridades a “institucionalizar procedimientos de consultas o audiencias públicas como instancias obligatorias para la autorización de aquellas actividades que puedan generar efectos negativos y significativos sobre el ambiente”,

10.- Cumplimentar el convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (ratificado en el marco de la Constitución Nacional) generando las consultas previas a los Pueblos Originarios con el fin de participar a la sociedad y sus organizaciones en esta decisión en la que están en juego intereses fundamentales de nuestro país.

bahillo gualeguaychu
Bahillo integra la Comisión de Agricultura.

INVITAN A PARTICIPAR Y ENVIAR UN CORREO A LA CÁMARA DE DIPUTADXS PARA SOLICITARLES QUE LEGISLEN PARA EL PUEBLO Y NO PARA LA CORPORACIONES, RESPETANDO LOS PUNTOS DE BASE ENUMERADOS PRECEDENTEMENTE.

En el campo Asunto, escribir: “NO A LA LEY MONSANTO BAYER DE SEMILLAS”

En el campo Mensaje, copiar y pegar el texto completo de aquí abajo:

“Sres y Sras Diputados y Diputadas de la Nación los exhortamos a que no avancen con el tramite parlamentario que procura modificar la ley de semillas, en razón de que el mismo:
a) Realiza un improcedente reconocimiento de derechos de propiedad sobre las semillas a las corporaciones semilleras, siendo que aquellas son patrimonio de la humanidad y conforme nuestra legislación actual, los derechos de los obtentores vegetales se encuentran debidamente resguardados.
b) Desconoce abiertamente al uso propio de las semillas como un derecho humano de los agricultores y agricultoras con los alcances de la ley 24.376 y la reciente Declaración Universal de los Derechos de los Campesinos y Campesinas de la ONU, al restringir irrazonablemente la libre circulación, adaptación, mejoramiento de las semillas que es esencial para la agricultura y de relevancia para la diversidad biológica.
c) Fomenta la prevalencia de las variedades comerciales de semillas que representan un daño grave de homogeneización y contaminación genética para las variedades nativas y criollas, además de una seria amenaza para la biodiversidad.
d) Contradice los términos de la ley 27.118 que protege y resguarda el uso propio y la libre circulación de las semillas nativas y criollas.
e) Es inconstitucional porque viola el fin del Estado: el Bien Común, al legislarse a favor de los intereses económicos de las grandes corporaciones semilleras del agronegocio en desmedro de los derechos de los agricultores y agricultoras; y no poseer la Consulta Previa a los pueblos originarios.
SRES Y SRAS DIPUTADOS Y DIPUTADAS DE LA NACIÓN: LEGISLEN PARA EL PUEBLO, NO PARA LAS CORPORACIONES.
¡Las semillas son un Patrimonio de los Pueblos al Servicio de la Humanidad!”

Comisión de Agricultura y Ganadería

TELÉFONOS:
Of. Administrativa: (011) 4127-7100 interno:(2103/2104)

CORREO ELECTRÓNICO:
cayganaderia@hcdn.gob.ar

REDES

(La Nota digital)

Anuncios