Una planilla que genera sospechas

Néstor Belini

Advierten que no se estaría evaluando una sustancial prueba en la polémica causa de los “contratos truchos”.

 

Se trata de una planilla Excel de gastos del estudio contable Integral Asesoría que fue allanado a principios de octubre en el comienzo de la investigación. Exhibiría nuevos vínculos que no habrían sido profundizados.

 

En la reformulación del hecho en la causa que investiga a una “organización que se ocupaba de sustraer dinero del patrimonio de la Legislatura Provincial, a través de la realización de contrataciones de obra en nombre de ambas Cámaras, con personas que no realizaban ninguna prestación a favor del Estado, y percibían una ínfima parte de los honorarios pactados, quedando el resto de ellos en poder de la organización” Fiscalía indicó que la magnitud de la organización aún no se ha determinado, puesto que se destacó que la “sustracción contó con el aporte de autoridades, aún no identificadas, de las Cámaras de Diputados y Senadores de la provincia”.

El Diario pudo acceder a una planilla Excel de gastos que exhibe los vínculos entre Gustavo Falco, dueño del edificio donde funciona el estudio contable Integral Asesoría; el analista de sistemas, Nicolás Beber; el corredor inmobiliario, Renato Mansilla; y la sociedad integrada por Pedro Opromolla, Guido Krapp –todos sindicados en la causa– y Luis Sebastián Orlando Bertozzi.

El estudio fue allanado en los primeros días de octubre, cuando Fiscalía realizó tres allanamientos en el contexto de la mega causa: en el estudio de Alfredo Bilbao, en calle Alameda de la Federación y Córdoba; en el de Gustavo Faure, en San Benito; y en el edificio de Misiones 276, donde funciona Integral Asesoría. De aquellas medidas, sólo Bilbao quedó detenido; luego fue detenido Faure, junto a otros sindicados en la causa.

 

Gestión

En la reformulación que se realizó el martes 23 de octubre, Fiscalía sostuvo que “la gestión de la situación impositiva de cada uno de los contratados era realizada por estudios contables, conformados por los contadores Pedro Opromolla, Gustavo Falco, Guido Krapp y Roberto Ariel Faure, que se encargaban de realizar el pago de los impuestos de cada uno de los falsos ‘contratistas’, utilizando para ello la clave fiscal de cada uno, proporcionada por Mena (Hugo Rubén) y/o Beckman (Flavia Marcela) quienes previamente la requerían de las personas reclutadas para la contratación, y lo abonaban a través de la terminal Nº 3472, correspondiente a la sucursal Nº 3469 de Entre Ríos Servicios, emplazada en el propio Estudio ‘Integral Asesoría’ de los tres primeros contadores mencionados”.

 

Dudas

Allegados a las defensas dejaron caer sus sospechas en relación a la valoración de la planilla. El recelo hallaría sustento en que Orlando Bertozzi es el esposo de la fiscal Anticorrupción, Cecilia Goyeneche, que tendría participación con Opromolla en un fideicomiso y en el alquiler de un inmueble, según publicó El Diario en su edición del miércoles 5. Incluso se deslizó que la planilla-prueba fue hallada en una computadora en Integral Asesoría el día del allanamiento.

Cuando se hicieron las pericias informáticas, se advirtió de la misma. Esto sucedió mientras las actuaciones estaban bajo estricta reserva. Hasta este jueves, allegados a las defensas precisaron que algunas no habían accedido a la evidencia.

La preocupación va creciendo puesto que en la reformulación del hecho se señaló que “dichas tareas (la gestión de la situación impositiva de cada uno de los contratados), en lugar de ser remuneradas por cada uno de los monotributistas, lo eran a través de la cobranza de contratos de obra suscriptos con la Honorable Cámara de Diputados, sin la existencia de vínculo real alguno, extendidos a favor de Krapp, Mansilla, Beber y María Cecilia Cersofios, estos tres últimos también integrantes de Integral Asesoría; y con la Cámara de Senadores de la Nación en favor de Falco y nuevamente de Mansilla, a través de contratos suscriptos”.

 

Yerba

La Planilla data de agosto de 2018 y exhibe los gastos de los estudios que operan en el edificio de Misiones 276. La descripción de los gastos es elocuente del funcionamiento corriente de cualquier estudio de aquella naturaleza: televisión por cable; limpieza; arreglo calefactor; foco, papel y rollos cocina; reparación PC; colaboración bomberos; sueldos y hasta el gasto en yerba, consistente en doscientos pesos, que se dividió en cuarenta pesos cada uno que pagaron “Beber”; “Renato”, por Mansilla; y “Falco”, y ochenta que pagó “OKO”, sigla que comprendería a Opromolla, Krapp y Orlando Bertozzi.

 

Pedido de investigación

El diputado provincial Gustavo Guzmán envió una nota al presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, en la que le solicitó que se “investigue hasta las últimas consecuencias” la presunta relación de la titular de la Fiscalía Anticorrupción, Cecilia Goyeneche, con Opromolla, contador sindicado en la mega causa que investiga los presuntos contratos apócrifos en la Legislatura.

Guzmán solicitó la “inmediata y urgente intervención de la máxima autoridad de la Justicia entrerriana” para que “se investigue y se comunique a la población qué grado de verosimilitud le asiste a noticias periodísticas que denuncian hechos, que de ser ciertos, implican una situación inverosímil y de una gravedad institucional dentro del servicio de Justicia que la Constitución Nacional y la de nuestra provincia, garantiza a los ciudadanos”.

Guzmán sostiene que “más grave torna esta situación, el hecho que quien encabeza la investigación es ahora sospechada de ser socia de uno de los supuestos integrantes de la asociación ilícita en emprendimientos inmobiliarios. Justamente inversiones en fideicomisos, que dentro de la teoría del caso de la Fiscalía, era una forma de lavar los supuestos dineros mal habidos”.

 

 

 

Anuncios

Un comentario

Los comentarios están cerrados.