Suspenden la quesería del rabino Bergman

A raíz de una denuncia efectuada en 2016 por el vertido de residuos altamente contaminantes a un arroyo de Colonia Avigdor.

Indica Era Verde que la secretaría de Ambiente provincial finalmente tomó medidas preventivas sobre las actividades llevadas adelante por el emprendimiento productivo de Fundación Raíces.

Se trata de la cuestionada industria láctea ubicada en Colonia Avigdor, en el departamento La Paz, que gestiona la ONG ligada al ex titular de Ambiente de la Nación. Luego de una inspección realizada en mayo pasado, se comprobó que no contaba con el estudio de impacto ambiental requerido por la legislación vigente.

En un comunicado de la Asamblea Más Ríos Menos Termas se dio a conocer la decisión de las autoridades de Ambiente provincial por la cual suspenden la quesería que pertenece a la Fundación Red de Acciones e Iniciativas Comunitarias para la Empresa Social – Raíces. El emprendimiento gestionado por la organización cuya dirección ejecutiva estaba en manos de Sergio Bergman, el ex ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, funcionaba en la ilegalidad.

La denuncia de los asambleístas se presentó originariamente el 2 de febrero de 2016. En ese entonces Bergman era funcionario, y se incriminó a la elaboradora de productos lácteos por el vuelco de “residuos tóxicos” a un curso de agua próximo a un grupo de viviendas en Colonia Avigdor. Esta presentación generó un expediente y una inspección de la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos, pero el papeleo con las actuaciones “se extravió” en las oficinas de Paraná, contaron integrantes de Más Ríos Menos Termas. Igualmente el pedido de explicaciones continuó hasta estos días, cuando se informó oficialmente que el 27 de mayo pasado se efectuó una inspección oficial comprobando irregularidades en cuanto a los permisos.

Según se precisó de Ambiente provincial, en función de la disposición de medidas preventivas que emanan del decreto 4.977/09, se aplicó “la suspensión de toda obra y/o construcción y/o actividad, en el emprendimiento Fundación Raíces Emprendimientos Productivos”.

Irregularidad ambiental

En un parte de prensa de la Asamblea donde se dio a conocer la novedad, se recordó que “ante la pregunta por parte de la prensa en febrero del 2019 al por entonces secretario de Ambiente de la Nación Sergio Alejandro Bergman sobre las denuncias acerca de la ilegalidad de la industria de una Fundación, del que fue director ejecutivo, el funcionario intentó eludir la responsabilidad y descreditar la denuncia argumentando que era ‘una actividad más política partidaria de un militante aislado, financiada por un partido político’, y que había que preguntarle al pueblo y a la gente. Pero a donde dirigimos reiteradamente nuestras preguntas fue a la Secretaría de Ambiente de la provincia, que en el 2016 ya había constatado que estaba funcionando ilegalmente”, se repasó.

Los activistas socioambientales afirmaron: “No mentíamos, a pesar de las declaraciones y acusaciones de Bergman. Pasaron cuatro años antes de que suspendan la actividad ¿Qué se hizo todo este tiempo que no se cumplió con la legislación? Siguen vulnerando los derechos de los trabajadores, y con ello incumplen con el ‘objeto’ de ‘promover y desarrollar planes de asistencia social para la creación de fuentes de trabajo y acciones que apunten a mejorar la calidad de vida’. Ya tienen antecedentes de haber mentido en la Memoria Descriptiva según lo estipulado en el decreto que regula la ley de Industrias 6.260 ¿Por qué no describe la cantidad total del personal que allí trabaja? En qué condiciones trabajan? ¿O los volúmenes de la producción?”.

“Desde el principio estuvimos defendiendo los derechos laborales, yendo a cada una de las dependencias encargadas de defender al trabajador, denunciando estos atropellos y poniéndonos a disposición. Sin embargo, lo que llega a esta Asamblea son las presiones de que los trabajadores deberían renunciar debido a la suspensión de actividades y a los cambios en los manejos de dicha industria. Una vez más, el poder enfrentando a trabajadores contra trabajadores, evitando que puedan ver el verdadero adversario”, plantearon sobre el difícil escenario que se vive en Avigdor por esta controversia.

Finalmente, los asambleístas señalaron que “con solo estos interrogantes podríamos entender por qué el año pasado cuando Bergman entregó los certificados ambientales en Entre Ríos junto al gobernador (Gustavo) Bordet, no pudo hacerlo con la industria que él mismo había declarado era modelo según el INTA. No obstante, han sido varios logros en todo este tiempo, como el que dejaran de tirar suero en el arroyo, que pusieran a algunos de sus trabajadores en blanco o que por nuestras denuncias los trabajadores pudieran posicionarse de otra manera en el momento de reclamar sus salarios. Por ello sabemos que esta lucha no es en vano y que será mucho más fructífera con el aporte de cada persona que se va sumando con inquietudes y propuestas”.

Foto. EV