Alumnos del profesorado de Música de Concordia tomaron el anexo del Bachillerato Artístico

Un grupo de estudiantes del profesorado de Música de Concordia decidieron ayer en asamblea permanecer en el edificio escolar, hasta tanto obtengan respuestas al reclamo de mejores condiciones edilicias. También destacaron que hace dos meses manifestaron su situación a entidades educativas y al gobierno provincial, pero hasta el momento no han tenido respuestas.

El profesorado funciona en el anexo del Bachillerato Artístico, ubicado en calle San Luis, entre Cabral y Ramírez, ex Escuadrón 4 de Gendarmería Nacional. El espacio no es considerado digno para el dictado de clases, ya que aproximadamente 100 alumnos conviven a diario en instalaciones en condiciones muy precarias. En el lugar hay humedad, y el tanque de agua y los cables sueltos están en permanente contacto. Además, cuentan sólo con cinco aulas que están en condiciones y una celadora que cumple cuatro horas, cuando necesitan cubrir, al menos, cinco horas y media, informó Diario Río Uruguay.

Facundo Pozzi, uno de los estudiantes que está llevando a delante la toma, explicó: “Esto es en respuesta a una carta que mandamos a Dirección Departamental de Concordia, al Consejo General de Educación, la Dirección de Educación Superior, el Ministerio de Educación de la provincia y el despacho del gobernador. Tenemos los recibos de entregados. Eso fue hace dos meses y no tenemos respuestas de ninguna de estas entidades”.

Otro de los alumnos que encabeza la protesta, Gastón Barbieri, agregó: “Nos cansamos de pedir que nos vengan a arreglar el tema del agua. En las escuelas se corta el agua y no tiene clases, nosotros hace dos años y medio que en el anexo estamos sin agua y nadie mueve un pelo”.

Ambos estudiantes expresaron que hace un tiempo había salido una licitación para la construcción de un edificio nuevo, y que supuestamente esta obra tendría que estar llevándose acabo, pero las construcciones jamás empezaron. A su vez, aclararon que no es la primera vez que hay reclamos por las condiciones en las que estudian.

Barbieri consideró que la situación que atraviesan “es una desvaloración y desprecio por el arte. Las aulas se caen a pedazos, nosotros queremos estudiar y terminar la carrera, por eso esta manifestación que estamos proponiendo, que no es hacer paros, sino hacer esto para conseguir una solución”.

Por último, los estudiantes informaron que el reclamo se va a seguir hasta el viernes a las 23, cuando realizarán una nueva asamblea y decidirán los pasos a seguir.

(La Nota digital)

Anuncios