Internos de Unidad Penal Nº 1 trabajarán en faena de conejos

El gobierno puso en marcha un área destinada a la faena de conejos en la unidad penal Nº 1, mientras que en la Nº 6 llevo adelante una sala de corte y confección para la elaboración de uniformes.

“Es una inversión que se hace en equipamiento”, sostuvo el ministro de Gobierno, Adán Bahl. Igualmente señaló que “el objetivo fundamental está en la reinserción de los internos. De esta forma, buscamos alternativas para que cuando su condena termine, esté en una formación superior a la que ha entrado”.

La visita comenzó en la Unidad Penal Femenina Nº 6 “Concepción Arenal” de la ciudad de Paraná, en la cual se inauguró una sala de corte y confección donde las internas realizan indumentaria para la institución como así también para particulares a través de convenios. En este sentido el ministro de Gobierno, expresó que “se trata de un sector donde se produce indumentaria textil para personal interno. También se celebraron convenios para proveer de indumentaria a otras áreas del Estado, como el caso de la Imprenta Oficial a quienes confeccionan ropa de trabajo actualmente”.

Luego, la recorrida continuó en la Unidad Penal Nº 1 “Dr. Juan José O Connor” de la capital provincial, donde se transitaron los galpones en que se realizan distintas actividades. “Hemos logrado un área muy importante de producción de mobiliario escolar”, informó Bahl. “Tiene una capacidad de producción de aproximadamente 250 unidades por mes, una excelente calidad y fundamentalmente con un costo muy bajo. Este trabajo, nos está permitiendo optimizar el equipamiento en los distintos establecimientos educativos que lo van solicitando”.

Finalmente, el funcionario argumentó que con esta iniciativa, “la persona no solamente está alojada en una celda, sino que tiene la posibilidad de formarse y serle útil a la sociedad. El fin es que cuando egrese tenga una herramienta que le permita reinsertarse rápidamente en la sociedad, con un oficio que le posibilite trabajar y una formación que creemos, le podemos dar desde la unidad penal con esta forma de trabajar”.

Trabajar y crear oficio

Por su parte, el ministro de Producción, Roberto Schunk, destacó la actividad que se va a desarrollar con la inauguración de la sala de faena de conejos en esta unidad penal, siendo la primera sala autorizada en la provincia con el correcto control de sanidad. “Lo que se pretende es darle absoluta seguridad alimentaria a la población. Este puede ser el centro de faenamiento de toda la producción de conejos”, afirmó. “La idea es darle el apoyo, pero también promocionar este tipo de carnes, así que nos parece fantástico porque se esta trabajando y creando un oficio a la vez para poder salir y trabajar dignamente en un sector tan importante como este”.

Schunk consideró además que “hay mercado para la carne de conejo. En la provincia tenemos una reglamentación, que todavía no trabaja con transito federal, pero que trata de hacer experiencia para nuestra propia comunidad. Creo que hay posibilidades en la medida que nosotros sepamos vender esta idea y fundamentalmente tener la sanidad que es lo que el consumidor pretende. Es clave porque dejamos la clandestinidad para faenar. Aquí se dan las condiciones, controladas por la provincia a través de las áreas de fiscalización” concluyó el ministro de Producción.

Comercialización y concientización

El director de la unidad penitenciaria, Marcelo Sánchez, relató que disponen de dos bocas de comercialización de la carne de conejo faenada. “Se va a trabajar aquí en la unidad penal y en la sala de tenemos en calle Villaguay”, aseguró.

Además Sánchez comentó que tienen “instalada aquí la parte de la producción propia y una muy buena producción que se esta comercializando en distintos puntos de la ciudad. La idea es que se centralice y sea el epicentro como sala regional, a efectos de que productores de la zona y otros que tenemos comprometidos, de Oro Verde y Crespo, puedan venir a faenar aquí. Queremos seguir impulsando la producción, y la segunda etapa que tenemos es la concientización a la comunidad fomentando el consumo de carne de conejo” subrayó.

Política de reeducación

El director del Servicio Penitenciario, Horario Pascual, destacó que “desde las áreas de gobierno interpretaron la política que la institución quiere llevar adelante, sobretodo la reeducación para la inserción de las personas que nosotros recibimos y están alojados en las unidades penales”.

“Es fundamental para nosotros darles el conocimiento de un oficio”, resaltó. Detalló luego que las actividades están orientadas “no es solamente el hecho de darles un oficio, que aprendan y lleven adelante una reinserción con una tarea clara y precisa, con conocimiento fundamentalmente, sino también hacia la seguridad de la institución. En la medida que las personas aquí puedan iniciar la tarea de aprendizaje y ocupar su tiempo en un sentido positivo, no compartiendo solamente momentos de ocio dentro de las instituciones, sin duda que el comportamiento de los internos mejora”.

Por último, Pascual manifestó que “para nosotros es importantísimo, con estos emprendimientos que hoy se están inaugurando demostramos que realmente vamos en la dirección que corresponde. Darles tareas y educar a los internos para una posible reinserción dentro de la sociedad cuando alcancen la libertad”.

Entrega de insignias

Concluida la recorrida e inauguración de las obras, se llevó a cabo un acto en el que recibieron sus insignias personal ascendido de las unidades penitenciarias.

Participaron también de la actividad, la secretaria de Justicia, Lucila Haidar; el secretario general de la Dirección de Servicio Penitenciario, José Luís Mondragón; y la directora de la Unidad Penal Nº 6 de mujeres, Carina Demartin, entre otros.

(La Nota digital)