Con inversión estatal, está en marcha un polo acuícola en La Paz

Tomando como antecedente la cría de salmón en el país trasandino, en Entre Ríos se desarrollarán experiencias sobre especies propias: surubíes, dorados, pacúes, bogas y sábalos.

 

Un polo acuícola dedicado a la cría de distintas especies de peces está desarrollándose en la zona costera de la ciudad de La Paz. Se trata de una experiencia llevada adelante con fondos públicos, que toma como modelo el impulso a la cría de salmón en Chile y que apunta a la promoción de una alternativa de desarrollo, brindando experiencia, capacitación y atrayendo inversores.
El proyecto consiste en el emplazamiento de un centro de desarrollo tecnológico de una escala manejable que pretende ser una unidad demostrativa. Allí se producirán y criarán surubíes, dorados, pacúes, bogas y sábalos. El polo actuará como origen de la actividad de acuicultura en la región y busca erigirse como modelo de incentivo y asesoramiento integral a quienes tengan interés en la actividad acuícola con fines comerciales, lo que se complementará con la producción de carne para el abastecimiento del mercado local.

“No estamos inventando nada, sino implementando un sistema que usó Chile hace unos años y que lo transformó en el segundo productor de salmón del mundo”, explicó el biólogo Nicolás García Romero, coordinador de la iniciativa.
Y explica que hace doce años, y ante la certeza de que era una actividad promisoria y rentable, en lugar de intentar seducir a capitales privados, el Estado chileno directamente invirtió en un criadero modelo de salmones. Fue el mejor modo de acercar inversores, ya que comprobaron con sus propios ojos el éxito de la actividad y se volcaron de lleno. La empresa modelo fue adquirida por un privado y hoy sólo es necesario que el Estado proporcione apoyo en el plano institucional y financie algunas investigaciones. Chile es el segundo productor de salmones del mundo.
Este es el fundamento de la idea que fue aceptada rápidamente por la Municipalidad paceña y transmitida al gobierno provincial para conseguir el apoyo. El intendente José Nogueira es desde el inicio uno de los impulsores de la iniciativa. Consustanciado con el proyecto, contó que ya están disponibles los fondos para comprar la bomba que servirá para llevar agua del río a los piletones.
También valoró la iniciativa que traerá de la mano empleo y calificación a su gente y atraerá inversores. “Hasta las cartas de los restoranes –y el costo de los platos de pescado– van a mejorar gracias a este proyecto, que es importantísimo para la ciudad de La Paz”, expuso Nogueira. Y sintetizó: “Esta iniciativa y el apoyo que ha conseguido es fiel reflejo de las políticas del gobernador Sergio Urribarri”, agregó.

“Esperamos que quienes estén en busca de una alternativa comercial puedan ir a La Paz, mirar, preguntar. Que vean y se saquen todas las dudas e incluso puedan formarse allí ellos o sus operarios. Además, confiamos en que se conforme en torno a esta actividad toda una comunidad de negocios, puesto que los peces consumen alimento balanceado y el desarrollo del polo requiere de una serie de insumos y servicios conexos que habrá que proveer”, graficó el ministro de Producción, Roberto Schunk.
Actualmente, en la provincia hay funcionando con distintos grados de productividad cinco criaderos de pescado, en las ciudades de Paraná, Tabossi, Concordia, Federación y Victoria. Y hay cuatro pedidos de habilitación en trámite: tres para Victoria y uno para Villaguay.
En la mayoría de los casos se trata de emprendimientos chicos e incipientes, ya que más allá de que en Entre Ríos hay muchas zonas ideales para del desarrollo de la acuicultura, la escasez de asesoramiento técnico calificado y también la falta de experiencia ocasionan complicaciones que van desde la alta mortandad por el frío hasta errores en la elección de las especies o en el diseño de los proyectos.
A lo que se apunta con esta experiencia es a manejar resultados derivados de experiencias controladas y a sistematizar los datos que se obtengan, para lograr un crecimiento exitoso y ordenado de la actividad, explicó el funcionario.
“La iniciativa –continuó– responde al fortalecimiento del desarrollo local que caracteriza a la gestión de Sergio Urribarri. Generación de empleo genuino y calificado, trabajo junto a la sociedad civil, visión a mediano y largo plazo y creatividad a la hora de la inversión estatal son algunos de los elementos distintivos de ésta y de tantas otras iniciativas que estamos apoyando en diversos puntos del territorio entrerriano”.
También se pretende que el polo se erija en centro de creación de tecnología en acuicultura, buscando integrar la actividad a los procesos productivos regionales, y que provea capacitación a personal calificado que luego pueda insertarse en otros emprendimientos.
Siembras estacionales en el río con intención de reponer parte de las piezas que son extraídas por la pesca comercial y deportiva más el incentivo de la conservación y el respeto hacia el recurso, generando programas de divulgación, son las acciones que completan la lista de objetivos.

Gentileza El Diario