Derogó el Senado la ley de explotación de tierras fiscales

El senador Enrique Cresto defendió la decisión del gobierno, rescató la legalidad de la norma y resaltó que por ella los entrerrianos conocen que hay 200 mil hectáreas “que pueden ser explotadas de modo sustentable en beneficio de todos los ciudadanos de esta tierra”, dijo. Este miércoles podría sancionarla definitivamente Diputados.

El Senado aprobó este martes sobre tablas el pedido del Poder Ejecutivo para derogar la ley 10.092 por la que se creaba una sociedad anónima para la explotación de tierras e islas fiscales en Entre Ríos. El presidente de la bancada, Enrique Cresto (Concordia) defendió al decisión de dejarla sin efecto y fue el único orador en el recinto. Cresto centró su discurso en una férrea defensa del accionar del gobierno, rescató la legalidad de la norma y resaltó que por ella los entrerrianos conocen que hay 200 mil hectáreas “que pueden ser explotadas de modo sustentable en beneficio de todos los ciudadanos de esta tierra”. Esther González presidió la sesión, ya que José Cáceres, el vicegobernador estaba a cargo del Ejecutivo. Este miércoles podría sancionarla definitivamente Diputados.

Sobre tablas y como tema destacado de la sesión, en razón de la fuerte polémica que generó la ley, el Senado dio media sanción a la derogación de la ley 10.092 y al hacerlo aprobó nuevas medidas que, precisamente están planteadas en el nuevo proyecto y a través de las cuales el Ejecutivo encomienda a Fiscalía y a organismos de control del Estado que intervengan en la revisión de la situación dominial de las tierras que componen el Delta entrerriano como la elaboración de un registro de inmuebles que pertenecen al dominio público y al dominio privado del Estado, y profundizar las acciones penales y civiles contra los ocupantes ilegales de bienes del dominio público provincial.

Cresto aseguró en el recinto que la decisión de derogar la ley 10092 se produjo después de mantener un fluido diálogo con los actores sociales y hacer reuniones con el Ejecutivo. Explicó que se observan tres participantes diferentes que se opusieron a la ley. Y entre ellos enumeró a las agrupaciones ambientalistas, los intereses económicos que iban de bruces con la iniciativa del primer mandatario entrerriano corporizada en la ley 10092 y los intereses políticos.

Acerca de este último grupo, Cresto señaló que la provincia inicia en 2007 un proceso transformador que incluyó recuperar tierras que le habían sido arrebatadas a Entre Ríos. “Tocados estos intereses, iban a utilizar todos los medios para desprestigiar al gobernador o a los legisladores”, advirtió.

Según Cresto, “esta acción hace que se redoblen los esfuerzos por recuperar las tierras, que pueden llegar a ser una palanca para potenciar el desarrollo productivo sustentable de la provincia” y aseguró que “todo esto sirvió para que todos los entrerrianos observen y sepan que hay en Entre Ríos 200.000 hectáreas que pueden ser explotadas de modo sustentable en beneficio de todos los ciudadanos de esta tierra”.

En su oratoria, resaltó la legitimidad del accionar provincial y dijo que “esto es formal, porque el pueblo delibera y gobierna a través de sus representantes y por eso usamos el poder con responsabilidad y podemos dar marcha atrás con una cuestión formal” y reveló que impulsará una bicameral para trabajar en la recuperación de tierras, “que es algo histórico para Entre Ríos”, afirmó.

Comentó que “de inmediato vamos a hablar con los verdaderos interesados” y tuvo después palabras firmes para rechazar expresiones de políticos de la ciudad de Rosario y allí dijo que “han sido muchas veces los que más han usufructuado de espacio entrerriano”.

En varias ocasiones elogió la actitud del Gobernador de llevar adelante un proceso que debe ser fortalecido y anticipó que “seguramente vamos a apoyar todos los proyectos superadores”. No descartó ir a la figura de la expropiación para recuperar “lo que nos pertenece a los entrerrianos”, insistió Cresto para luego utilizar la ironía: Agradeció a los opositores a la ley “por poner en la agenda pública la defensa del proceso de recuperación de las islas entrerrianas”.

El texto aprobado
Los legisladores dieron media sanción al proyecto de ley del Poder Ejecutivo que deroga la ley 10092. Hay que mencionar que esta iniciativa proponía establecer las bases para lograr una eficiente intervención del Estado provincial transformar las tierras fiscales de propiedad de la provincia de Entre Ríos, actualmente improductivas, entre otros objetivos.

Además en el artículo 2 del proyecto que será girado de inmediato a la Cámara Baja, se encomienda a la Unidad de Control de Inmuebles, dependiente de la Fiscalía de Estado, la elaboración de un registro de inmuebles que pertenecen al dominio público y al dominio privado del Estado indicando estado de ocupación y ubicación.

Será también la Fiscalía de Estado el organismo que ha de profundizar las acciones penales y civiles contra los ocupantes ilegales de bienes del dominio público provincial, en tanto que los organismos de control harán la revisión de la situación dominial “de la totalidad de las tierras que componen el delta entrerriano e informe las conclusiones al Poder Legislativo”.

Fuente: RecintoNet

(La Nota digital)