Se realizó capacitación en Monotributo Social Agropecuario

La delegación de la subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación (SsAF) a cargo de Arturo Casalongue organizó en Paraná, junto al Ministerio de Desarrollo Social, coordinado en Entre Ríos por Ernesto Álvarez, una jornada de capacitación en Monotributo Social Agropecuario (MSA).

Arturo Casalongue
Arturo Casalongue

Casalongue explicó que se trata de una herramienta “de inclusión social que impacta positivamente en el sector de la agricultura familiar, porque permite el ingreso a la economía formal, facilitando la comercialización a los productores del sector”. Mientras, el delegado provincial indicó que se trata de un sector clave en la producción, conservación y sustentabilidad de los bienes naturales y en la defensa de la soberanía alimentaria”. De esta capacitación participaron representantes de los departamentos Paraná, Concordia, Uruguay y Colón.

El encuentro estuvo dirigido por el Coordinador Nacional de MSA del Ministerio de Agricultura, Manuel Del Fabro, quien aclaró “que no es un beneficio, sino una restitución de derechos para un sector históricamente postergado”. En ese orden, recordó que de esta manera se permite la incorporación al trabajo registrado de los agricultores/as familiares vulnerables desde el punto de vista socio-económico, y posibilita la emisión de facturas.

Se aclaró que la inscripción la pueden realizar sólo las personas que hayan cursado la capacitación. Además, Del Fabro comentó que los datos recabados, tanto para la inscripción del MSA; como para el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (Renaf) son cruzados con los de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Sintys), para tener constancia real de la situación socio-económica del agricultor/a.

Se mencionó el carácter gratuito del Monotributo y enumeró los derechos que obtendrán los pequeños productores/as: ingreso a la economía formal, acceder a una obra social de libre elección para el titular y el grupo familiar, tener aportes jubilatorios, estar exentos de rentas provinciales, asignación universal por hijo, entre otros.

(La Nota digital)