Urribarri destacó la reducción del pasivo provincial: “Menos deuda, más recursos liberados”

Equivale actualmente al 4,4 por ciento de los recursos corrientes. Seis puntos menos que en 2007. Así, buena parte de los recursos que iban para los bancos, ahora se orientan a otros rubros del gasto provincial.

El gobierno provincial ha logrado reducir el endeudamiento del Estado entrerriano a menos de un tercio del máximo permitido por la Ley de Responsabilidad Fiscal.

En el marco de las VIII Jornadas de la Industria y el Comercio Exterior que la Unión Industrial Argentina y la Unión Industrial de Entre Ríos desarrollaron el viernes en el Hotel Mayorazgo de Paraná, el gobernador Sergio Urribarri hizo una radiografía de “la provincia en que estamos”, también recalcó que “este presente lo construimos entre todos; y ustedes (los empresarios) lo han coprotagonizado; los números muestran cabalmente lo que hemos avanzado”.

La reunión sirvió de disparador para que el mandatario reflejara con alto nivel de detalle indicadores económicos, sociales, datos de infraestructura y obra pública y perspectivas futuras. El primer desagregado fue destinado a la cuestión económica de la provincia, detallando indicadores relacionados al producto y el peso de la deuda pública.

Urribarri señaló: “No sólo hemos crecido en todos los indicadores sino que también hemos logrado en todos estos años, producto de una decisión del gobierno nacional de desendeudar a las provincias, el mayor desendeudamiento de la historia en la provincia de Entre Ríos”. Tras recordar que la ley de responsabilidad fiscal establece un límite para los servicios de amortización de la deuda del 15 por ciento anual, sostuvo que en diciembre de 2007, cuando asumió su primer mandato los servicios de la deuda eran en Entre Ríos de 10,2 por ciento y hoy, “producto de esa política de desendeudamiento, son del 4,4 por ciento para hacer frente a la amortización de esa deuda”.

También precisó que en diciembre de 2007 el stock de deuda “representaba el 76,5 por ciento de los recursos corrientes en la provincia. Hoy, cuatro años y medio después, ese porcentaje representa el 48,7 por ciento del total de los recursos corrientes de Entre Ríos”, comparó.

El mandatario reflejó que la provincia está al tope del crecimiento en las exportaciones “en el interanual 2010/11 crecimos el 40,6 por ciento; en el trienio 2009/11 duplicamos las exportaciones”; la respuesta según Urribarri está “en el nacimiento de 489 pequeñas y medianas industrias del sector productivo desde diciembre de 2007 y junio de 2012; solamente este año, en el periodo enero a agosto, nacieron 129 pequeñas y medianas en la provincia”.

Los Indicadores

Para medir el desarrollo de la provincia se puede observar el cuadro de la demanda de energía eléctrica, “en Argentina, en el primer semestre el crecimiento de la demanda de energía fue de 1.9 por ciento y en Entre Ríos 3.8 por ciento, el doble”, destacó, y agregó: “Logramos que nuestros empresarios lleguen con sus productos a 18 nuevos países, producto de las distintas misiones comerciales promovidas desde el Gobierno, en franca cooperación con el sector privado”.

Desde el 2007 en materia de infraestructura “se han hecho por diversos programas: 97 escuelas nuevas, cientos de edificios escolares han sido recuperados, reconstruidos o ampliados; con el apoyo del Gobierno Nacional estamos haciendo nuevos hospitales en la ciudad de Paraná y en Gualeguaychú”.

El Potencial

El gobernador sostuvo que “Entre Ríos es la primera productora de aves y cítricos dulces del país; la segunda de arroz y miel; la tercera de ganado bovino y el sector forestal; la cuarta productora de oleaginosas. En cada una de las 10 cadenas de valores más importantes de este país, Entre Ríos está entre el primer y cuarto lugar. Esto es el resultado del trabajo conjunto y hay muchísimo más por hacer”, precisó.

Estamos en un lugar privilegiado del mundo, tenemos recursos hídricos, el 10 por ciento del territorio de la pampa húmeda en la provincia, estamos conectados al mundo en infraestructura vial; crecemos con nuestras autovías que son ejes del Mercosur y del Corredor Bioceánico junto con la Autovía de la Ruta Nacional 18, la Ruta Nacional 19 y la Ruta Nacional168, todas obras de este Gobierno Nacional”.

“Estamos realizando inversiones millonarias en energía, se invierte en una obra de riego (Mandisoví Chico y Villa del Rosario), junto con la fábrica de jugos que contendrá a nuestros pequeños productores. En pocas horas, se llama a licitación una obra pensada por algunos hidrólogos hace más de cuarenta años por 48 millones de dólares financiados por el Prosap, para llevar agua al centro de la provincia a partir del lago de Salto Grande”, señaló.

Urribarri reflexionó: “Soy consciente del tiempo que perdió esta provincia, pero también su potencial. El recurso humano es quizá lo mejor que tiene Entre Ríos, es de excelencia, venimos dando pasos gigantes en los últimos años, por eso debemos continuar los que trabajamos hasta aquí y los que quieran sumarse desde ahora, hay lugar para todos; estamos haciendo esta apertura todos los días”, finalizó.

Opinión

Índice de sana administración
Por Sergio Urribarri

Frente a los industriales de la provincia conté algunos números que reflejan el desempeño de Entre Ríos en su conjunto y de la administración en particular. En referencia a estos últimos, realmente fue muy destacable el hecho de cómo nuestra gestión ha ido reduciendo el desendeudamiento y también, producto de la buena organización de la estructura de vencimientos, los servicios de esa deuda.

Hemos querido dejar a la provincia con una deuda –que no generamos, pero que no negamos en virtud de la continuidad y la seguridad jurídica- absolutamente razonable y manejable.

Pero el principal logro de ello no es solamente el haber logrado un buen índice de sana administración, sino que ello implica la posibilidad de liberar recursos para otros de los múltiples fines de una gestión como la nuestra. Buena parte de lo que se pagaba a los bancos, hoy se invierte en la provincia en asuntos bien ligados a los entrerrianos.

Una buena gestión de la deuda pública libera recursos y reorienta y mejora la calidad del gasto. Eso es lo importante.

Por supuesto que en esto nos ha ayudado grandemente la política y las decisiones del gobierno nacional.

Para eso, hubo que hacer los deberes. Lo que esto no tiene nada que ver desde luego con la obsecuencia sino con la responsabilidad.

Cuando el gobierno no enfoca correctamente sus objetivos de administración financiera corre el riesgo de fracasar. Y cuando fracasa el gobierno los resultados pueden ser impredecibles. Y los entrerrianos tenemos una dolorosa experiencia de ello. Por eso este logro, aunque sea materialmente intangible, es uno de los principales triunfos de mi gobierno.

Fuente: MCyC

(La Nota digital)