Reciben microfilmación del Diario de la Confederación Argentina

La edición completa de El Nacional Argentino, publicación que refleja el debate político y constitucional de la Confederación Argentina, estará disponible en el archivo de Entre Ríos después de muchos años. El acto de entrega del material microfilmado se realizará este martes a las 10 en el museo histórico Martiniano Leguizamón.

A partir de las gestiones realizadas la Secretaría General de la Gobernación, a cargo de Sigrid Kunath, la Biblioteca Nacional hizo entrega a la provincia de la edición completa de El Nacional Argentino. Ésta fue la publicación oficial de la Confederación Argentina en el periodo que duró su vida política e institucional, entre 1852 y 1861. En sus páginas, que fueron editadas en Paraná, se reflejan documentos oficiales de la Confederación, que lideraba Justo José de Urquiza, y su debate intenso con pensadores de la época como Juan Bautista Alberdi.

La funcionaria enmarcó esta acción en «una política activa de nuestro gobierno, que es llevada a cabo por el Ministerio de Cultura y Comunicación, de recuperación y fortalecimiento de nuestra identidad entrerriana. Y esto se hace, en gran medida, reconstruyendo la intensa participación de Entre Ríos en las luchas y debates que dieron lugar a las primeras formas institucionales en que nos organizamos los argentinos», señaló la funcionaria.

Este martes a las 10 en el Museo Histórico Martiniano Leguizamón (Buenos Aires y Laprida) se realizará el acto de entrega del material, que quedará a resguardo en el Archivo General de la Provincia, dependiente del Ministerio de Cultura y Comunicación. De esta forma los interesados en conocer e investigar las publicaciones de la Confederación Argentina podrán acceder en el ámbito de la Provincia a estos documentos que se encuentran microfilmados.

«Poder recuperar para nuestro Archivo la edición completa del diario de la Confederación, que se editó en esta provincia, es una alegría enorme y un acto de reparación histórica», afirmó Kunath, quién valoró «la predisposición de la Biblioteca Nacional y de su director, Horacio González».

«Muchas de las respuestas sobre el camino que debemos seguir como sociedad están ya en nuestra historia. Porque hay cuestiones que siguen vigentes. Por eso es importante que profundicemos la investigación y el revisionismo, para alejarnos de las lecturas que simplificando los procesos históricos nos impiden conocer en profundidad lo que sucedió, y por lo tanto obstaculizan el avance del proyecto histórico nacional, popular y democrático», expresó Sigrid Kunath, y en ese marco destacó «la política de reivindicación iniciada por el gobernador Sergio Urribarri sobre la gesta de José Gervsario Artigas, y su proyecto que fue la Liga de los Pueblos Libres».

Por último, la secretaria General de la Gobernación explicó: «Hoy la provincia está recuperando esa tradición de participación y protagonismo nacional que podemos rememorar en el Diario de la Confederación Argentina».

El diario

Surgido de la necesidad de llegar a todas las provincias que conforman la recientemente creada Confederación Argentina, El Nacional Argentino mantuvo un doble rol como publicación oficial y periódico independiente, aunque siempre ligado a los valores del nuevo gobierno.

Entre sus páginas se encuentran documentos oficiales del de la Confederación Argentina, con la firma de Justo José de Urquiza y de otras autoridades, del Congreso Constituyente que sesionaba en Santa Fe, así como también artículos de opinión de diferente autores, trabajos de investigación, crónicas y noticias sobre, entre otros temas, la provincia rebelde de Buenos Aires, que había roto con el Pacto de San Nicolás surgido de la batalla de Caseros, y por lo tanto no integró la Confederación Argentina.

La primera edición del Nacional Argentino sale a la luz el 3 de octubre de 1852, y si bien no existió decreto o ley por el cual se ordenara imprimir el periódico, ni se establecieran disposiciones respecto de su organización, tampoco hay dudas sobre su carácter oficial. Aunque siempre mantuvo su doble rol de boletín oficial y de publicación periodística ligada a los valores que impulsaron la Confederación.

Comenzó a imprimirse en la imprenta Entrerriana, la misma donde se imprimió su antecesor La Voz del Pueblo, de quien heredó también el formato y la presentación tipográfica. Tenía un total de cuatro páginas y aparecía dos veces a la semana: los jueves y los domingos, sin contar con los «extraordinarios» que se daban gratis a los suscriptores. Recién a partir de 1854 comenzó a figurar como impreso en la recientemente creada, imprenta del Estado.

Tampoco se sabe con exactitud quienes fueron sus fundadores, y su director, aunque las investigaciones realizadas atribuyen esas responsabilidades a Juan María Gutierrez, quien por esos años también era Diputado Constituyente, y en segundo término se nombra a José Benjamín Gorostiaga, que también se desempeñaba en la comisión redactora de la Convención Constituyente.

Entre documentos, editoriales, artículos de opinión, y traducción de obras en otros idiomas, en el N° 8 se inicia la publicación del «Proyecto de Constitución para la República Argentina», de Juan Bautista Alberdi, tomado de la segunda edición de Las Bases. De este autor se publicaron también «Cartas sobre la prensa y política militante de la República Argentina», y «Elementos del Derecho Público Provincial para la República Argentina».

El 9 de julio de 1853, fecha en que las provincias juraron la primera Constitución Nacional surgida de la Confederación Argentina, El Nacional Argentino publicó cuidadosamente la nueva norma. Fue en su edición N° 118, y comenzaba una nueva etapa institucional y política del país, que tuvo epicentro en Paraná.

Fuente: MCyC

(La Nota digital)